Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El "cuponazo" nació sin permiso

El cuponazo fue creado por la ONCE en octubre de 1987 sin permiso oficial.Los directivos de la organización habían llegado a un acuerdo con Interior para efectuar su reforma del sorteo a cambio de admitir en la entidad a 7.000 minusválidos.

Este pacto dejaba las manos libres a Interior para desmantelar Prodiecu, una rifa ¡legal que utilizaba como pantalla a 7.000 minusválidos a los que daba trabajo. Prodiecu obtenía cerca de 10.000 millones de beneficio al año -que no revertían en sus empleados- y suponía una importante merma en los ingresos del cupón de la ONCE.

El acuerdo encontró dificultades en Hacienda, ante el temor de que el nuevo cupón compitiese con la lotería y la loto. Ello provocó un compás de espera en el que Prodiecu seguía funcionando. Los directivos de la ONCE emprendieron entonces una audaz operación: lanzaron la espectacular campaña publicitaria del cuponazo y. organizaron el nuevo sorteo. Pensaban que no podía pararles los pies un Gobierno que toleraba en cambio la flagrante ilegalidad de Prodiecu. Al final, ante los hechos consumados, Interior desarticuló esta rifa ¡legal y autorizó el cuponazo poco después de puesto en marcha. La ONCE, por su parte, aceptó decididamente la entrada de los minusválidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de octubre de 1990