Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

"Me voy por cansancio"

A Carlota Bustelo le parece que el compromiso político "no es algo tan fuerte" como para renunciar a la reflexión y a los pequeños placeres de lo privado. Está cansada, y por ello el pasado viernes pasó a otro el testigo de la subsecretaría del Ministerio de Asuntos Sociales. Dejó, en medio del asombro, siete años de gestión pública, acariciando el poder en favor de las mujeres. Fue la única entre 28 subsecretarios y seguirá siendo militante socialista y feminista, "porque son dos caras de la misma moneda".

Sus hijos fueron los primeros sorprendidos. Dejar el poder; la única silla ocupada por una mujer cada miércoles en la comisión de subsecretarios. Un gesto inusual entre los cargos políticos, a excepción reciente del subsecretario de Cultura, Miguel Satrustegui. Carlota Bustelo habla de ceder el paso a otros y de objetivos cumplidos, pero también admite irse "por cansancio" y afirma haber pagado el precio por trabajar doce horas diarias, incluidos los fines de semana. "He perdido a mi padre, a mi hermano mayor, mis hijos ya se han independizado...". Ayer volvió a encargarse de sus plantas y solo echa de menos, dice, a sus colaboradores.

Durante siete años y medio, primero como directora general del Instituto de la Mujer y, más tarde al frente de la subsecretaría

`del Ministerio de Asuntos Sociales, Carlota Bustelo ha aupado el feminismo hasta los órganos de decisión. "Hemos conseguido avances en la educación, en la información y en el acceso de la mujer al trabajo, pero sobre todo ha habido un cambio importante en la sensibilidad respecto a la discriminación de las mujeres" ¿A pesar de los comentarios del ministro y correligionario Enrique Múgica?. "Lo que pasa es que Múgica es mayor que yo y pertenece a una generación educada en la cultura machista" rie Carlota, restando importancia.

Ley de plazos

Consta en las hemerotecas que Carlota Bustelo corrió delante de los grises en defensa del aborto, "incluso me llevé algunos palos", se divierte. Hoy su postura es abiertamente partidaria de una ley de plazos "que permita a la mujer decidir libremente durante los tres primeros meses con la máxima información posible"."Creo que el partido socialista debería hacer esta ley y contar con el apoyo de Izquierda Unida", opina. Conria, igualmente, en que cuando se comercialice en España la píldora RU-486, "un decubrimiento que revolucionará l anticoncepción", el aborto deje de ser un tema de debate político para convertirse en una elección individual.

Al cansancio acompaña una cierta desilusión, relacionada con ese espacio que media entre los deseos y la realidad de la función pública. "Es consustancial al funcionamiento de la Administración, porque los controles son muchos y los deseos no siempre se pueden traducir". Las cosas han. cambiado bastante, incluso en el partido socialista que aceptó en sus filas a Carlota Bustelo en 1974. "En la clandestinidad le dábamos mucha importancia a los principios y a la ideología. Después de varios años asumiendo responsabilidades creo que el partido es diferente, en unas cosas mejor y en otras peor".

.. "Para mí", prosigue, "un partido no debe ser una máquina electoral o servir de promoción a personas valiosas. En un país como el nuestro, puede y debe jugar un papel de solidaridad y de conciencia pública. Creo que el PSOE se ha ocupado tanto en ejercer el poder y en ganar elecciones que ha quedado poco tiempo para lo demás". "Quizá no hubo elección posible", reflexiona, "pero se nota. Por eso espero que en el próximo congreso todos hagamos un esfuerzo por contemplar este aspecto".

Dentro del PSOE, Carlota Bustelo se ubica "entre las personas que por temperamento somos partidarios de una mayor delegación de responsabilidades, una mayor tolerancia; que no nos asustan las voces discrepantes y que creemos que existe la organización sin excesiva disciplina".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 3 de octubre de 1990

Más información

  • Carlota BusteloEx subsecretaria de Asuntos Sociales