Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS DEL GOLFO

Hassan II convoca una minicumbre árabe en Rabat

El rey Hussein de Jordania, el presidente Chadli Benyedid, de Argelia, y el rey Hassan II de Marruecos celebraron ayer una minicumbre árabe en Rabat para discutir y analizar la situación del Golfo. La reunión, que ha causado cierta sorpresa en medios políticos, reifuerza la postura mediadora que intenta adoptar el monarca alauí en relación a la crisis provocada por la invasión de Kuwait.La reunión de los jefes de Estado árabes empezó a plantearse el pasado fin de semana, cuando tres consejeros reales partieron de Rabat con cinco destinos diferentes: Yemen, Jordania, Libia, Arabia Saudí y Argelia, con un único objetivo, convocar a los responsables de los cinco Estados a una cumbre en Rabat. Los tres consejeros llevaban cartas personales del rey Hassan II.

Los primeros frutos de esta convocatoria se hicieron públícos el martes a última hora de la tarde, cuando la agencia oficial marroquí MAP anunciaba en un lacónico comunicado la llegada a Rabat del rey Hussein de Jordania y del presidente argelino, Chadli Benyedid, para "un cambio de puntos de vista sobre la situación actual en el mundo árabe".

Esta iniciativa del rey Hassan II ha provocado cierta indignación en medios políticos argelinos por cuanto ha sido interpretada como un intento de restar protagonismo al presidente de la República, sobre el cual recae actualmente la responsabilidad de la Unión Magrebí Árabe (UMA), organismo internacional a través del cual se intenta coordinar y unificar la política de los cinco países del Magreb. A pesar de estas reticencias políticas, el presidente Chadli Benyedid se trasladó ayerla Rabat para celebrar la entrevista.

Matices

Marruecos, que durante el pasado mes de agosto se alineó oficialmente junto a Estados Unidos frente al conflicto del Golfo y que ha enviado a la zona un grupo de 6.200 soldados, ha venido modificando y matizando su postura.

La prueba evidente de esta matización la confirma la presencia de tres destacados militantes políticos marroquíes en una cumbre proiraquí celebrada este fin de semana en Ammán. Esta reunión de organizaciones no oficiales, a la que asistieron 120 delegados de ocho países árabes, tenía como objetivo coordinar posturas y acciones para apoyar al Gobierno de Bagdad, protestar por la presencia de las tropas norteamericanas e intentar romper el embargo decretado contra Irak.

En esta reunión, participaron dos militantes de la Unión Socialista de Fuerzas Populares (USFP), que representaban tres organizaciones del partido. El Partido Socialista Marroquí ha venido manifestándose oficialmente en contra de Sadam Husein.

A la misma reunión de Bagdad asistió un representante de la Organización de Acción Democrática y Popular (OADP), de tendencia izquierdista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de septiembre de 1990