Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS DEL GOLFO

Serra desmiente que esté previsto o en estudio enviar otra fragata al Golfo

El ministro de Defensa, Narcís Serra, aseguró ayer que "no está previsto, ni en estudio" reforzar la flotilla enviada por España al golfo Pérsico con una nueva fragata, saliendo al paso de una información publicada ayer por EL PAÍS. La Armada está preparando dos fragatas y dos corbetas para relevar, a finales de octubre, a los tres buques españoles que se encuentran en la zona del conflicto.

Fuentes de la Armada dijeron que la preparación de estos cuatro buques no significa que todos ellos vayan a viajar a la región, ya que el Ministerio de Defensa, al que corresponde dar la orden, podría elegir entre los disponibles y decidir que alguno de ellos se quedará en puerto. Narcís Serra indicó ayer que el Gobierno no tiene intención de "incrementar el número de unidades navales en la zona".En medios del Estado Mayor de la Armada se daba el martes por hecho que la actual composición de la Agrupación Bravo, nombre oficial de la flotilla española, se incrementaría con una fragata cuando, a finales de octubre o principios de noviembre, se produjera el relevo de los buques desplegados en la región. Dichos medios justificaban este incremento señalando que, mientras las dos corbetas que operan en el Mar Rojo pueden apoyarse una a otra en caso de necesidad, la fragata se encuentra desasistida, dependiente del apoyo que pudieran darle unidades extranjeras que participan en el dispositivo occidental. El Ministerio de Defensa fue ayer contundente al negar que haya intención alguna de contribuir con -un número mayor de buques al bloqueo naval.

Aunque no se ha revelado la identidad de los barcos de guerra que se están preparando para relevar a la Santa María, la Cazadora y la Descubierta, en círculos militares. se apunta a la fragata Numancia, con base en Rota (Cádiz), las corbetas Elena y Cristina, con base en Cartagena (Murcia) y una de las fragatas clase Baleares, algo más antiguas, con base en El Ferrol (La Coruña).

Serra no quiso adelantar ayer la forma en que se materializará la disposición española -expresada el martes en París durante la reunión de la Unión Europea Occidental (UEO)- a contribuir con medios de transporte y apoyo logístico en el despliegue de fuerzas militares de sus aliados europeos. Según el ministro, este apoyo se realizará en función de las posibilidades españoles y siempre que los planes de la UEO evidencien su necesidad y eficacia. "Habrá que esperar", añadió, "a que avancen los mecanismos de coordinación y planeamiento" de la organización defensiva occidental. No obstante, el Ministerio de Defensa baraja ya algunas ideas, como la de aportar aviones de Hércules C-130 del Ejército del Aire, que ya están transportando material norteamericano a Turquía, y contribuir con un buque civil, tipo transbordador.

Tanto Serra como el ministro de Asuntos Exteriores, Francisco Fernández Ordóñez, se reunirán hoy en el Congreso con los portavoces de la oposición para darles cuenta de lo tratado en la reunión de París.

Por otra parte, la española Dorinda Pellicero y sus tres hijos, Feisal, Nourad y Sahad, abandonaron ayer Kuwait a bordo de un avión iraquí con destino a Bagdad adonde llegaron a las 10.30 (hora peninsular española). Su esposo, el kuwaití Al Sayed Hamal Abdelazid, permanece en el país invadido. Ocho horas después dejaron la capital de Irak con destino a Londres. Aún quedan en Kuwait cuatro españoles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de septiembre de 1990

Más información

  • La Armada prepara cuatro nuevos buques