Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las instituciones aportarán más de 2.000 millones al Liceo en 1991

'Don Giovanni' abrió' la temporada operística

La aportación de las instituciones públicas al presupuesto ordinario del Liceo para 1991 superará los 2.000 millones de pesetas, según el acuerdo suscrito por sus representantes el pasado martes, horas antes del estreno de Don Giovanni, la primera función operística de la temporada. La mencionada cifra implica un incremento de más del 40% con relación a las aportaciones presupuestadas para este año, y asegura, en principio, el normal desarrollo de las representaciones.

Los términos del acuerdo, que tendrá una vigencia de cuatro años, fueron pactados, tras varios contactos previos, en una reunión celebrada la, pasada semana en Barcelona en la que participaron el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, el subsecretario del Ministerio de Cultura, José ManueI Garrido, el alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, y el presidente de la Diputación, Manuel Royes, las mismas personas que, en su condición de presidente y vicepresidentes, respectivamente, del consorcio que gestiona el teatro, lo rubricaron el pasado martes.El acuerdo aporta soluciones, aunque con distinto grado de concreción, a los tres problemas que arrastra el teatro: el derivado de la necesidad de incrementar su presupuesto ordinario, la financiación del proyecto de ampliación y el pago del fuerte déficit acumulado en los últimos años.

El conjunto de las aportaciones institucionales al presupuesto ordinario del Liceo ascenderá a 2.185 millones de pesetas en 1991, lo que constituye un sustancial incremento en relación con las presupuestadas para este año -1.400 millones-, y satisface en principio las exigencias formuladas por fuentes del propio consorcio con motivo de la grave crisis de liquidez económica denunciada por su comisión delegada el pasado. mes de mayo.

El Ministerio de Cultura, con el 37,5% del total, es la institución que más dinero aportará, seguida de la Generalitat (32,5%), el Ayuntamiento (20%) y la Diputación (10%).

El acuerdo incluye, además, soluciones, aunque no definitivas, para el desarrollo del proyecto de ampliación y el pago del déficit.

En relación con el primero, es decir, la ampliación, el consorcio del Liceo firmará un convenio de cooperación con el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo, que contribuirá al pago de las obras con 2.500 millones de pesetas. El resto del coste del proyecto será financiado por las ínstituciones vinculadas al teatro en una proporción todavía por negociar. El acuerdo anuncia, con relación al pago de la deuda, que se buscará una fórmula de financiación en el plazo de 60 días.

El Liceo empezó su temporada 90-91, que parcialmente abarcará el año del bicentenario de Mozart, con un producto de íniportación, un Don Giovanni de fabricación alemana procedente de la acreditada ópera de Múnich que ofreció con todas las garantías, pues llegó completo, con decorados, orquesta, coro y director.

Fiabilidad absoluta

Ocurrió con este Don Giovanni como oon los coches utilitarios alemanes: en belleza de la carrocería los superan en otros países, pero en cuestiones de motor son de una fiabilidad absoluta. Un Don Giovanni, en resumen, tradicional y pobre en lo teatral, bueno en lo vocal, con una orquesta maravillosa en la base y dirigido por una mano excelsa, sensible y sabia, la de Wolfgang Sawallisch, en opinión de Xavier Pujol.

El primero de los dos repartos de cantantes que se encargarán de las representaciones estuvo globalmente equilibrado y le dejó puesto el listón al segundo reparto a bastante altura.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de septiembre de 1990