Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez remitirá al fiscal el informe de la actividad de Antonio Guerra en Almería

El juez que instruye el caso Juan Guerra, Angel Márquez Romero, expresó ayer su intención de remitir a la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Almería la presunta especulación urbanística y el posible tráfico de información privilegiada, protagonizada por Antonio Guerra ante el alcalde almeriense y denunciada por el concejal Antonio Fernández Sáez, portavoz del grupo mixto del Ayuntamiento almeriense.Márquez Romero afirmó, por otra parte, que esperará hasta septiembre para estudiar la conveniencia o no de pedir a la Audiencia Nacional las diligencias incoadas contra Juan Guerra por su supuesta intervención en los delitos de blanqueo de, dinero destapados a raíz de la Operación Mago. El edil Fernández Sáez, que compareció ayer voluntariamente ante el juez Márquez, confirmó la mediación de Antonio Guerra, hermano mayor del vicepresidente del Gobierno, en la recalificación, ya consumada, de 260 hectáreas de terreno enclavadas en el Parque Natural de Níjar-Cabo de Gata, en la provincia de Almería.

Sin indicios

Tras tomar declaración a Fernández Saez, el juez Márquez indicó, respecto a la operación inmobiliaria de Almería capital, que en principio no había encontrado indicios delictivos en la denuncia del concejal. "El interés de una empresa por unos terrenos concretos no es ilegal, aunque habría que ver en qué consitió la mediación de Antonio Guerra ".

Esta operación, promovida por la inmobiliaria madrileña Medite S. A., tenía por objeto conseguir que el alcalde de Almería, el socialista Santiago Martínez Cabrejas, recalificase 2.000 hectáreas de terrenos próximos a la playa, "no se ha llegado a realizar por el escándalo surgido con Juan Guerra", señala el edil. Medite S. A., que posee una opción de compra sobre las citadas 2.000 hectáreas, contrató a Antonio Guerra para que intercediera ante Martínez Cabrejas, gestión por la que el hermano mayor del vicepresidente cobró un anticipo de un millón de pesetas.

Fernández Sáez reveló tambien al juez Márquez la presunta implicación de la inmobiliaria italiana Solimán S. A. en los proyectos urbanísticos de Almería y Nijar. "Soliman ha avalado, con 2.500 millones de pesetas, ambos proyectos", aseguró Fernández Sáez. Y añadió: "Hace dos semanas, quizá por confusión, me telefoneó el gerente de Solimán, Francesco Fares, y me preguntó, en un tono muy familiar, acerca de los problemas Judiciales que tenía Juan Guerra. También me habló de que Solimán tenía dos avales -uno de 25 millones de dólares y otro de 500.000- para proyectos urbanísticos de Almería y Alicante".

Fernández Sáez formuló, en el último pleno municipal que celebró el Ayuntamiento de Almería, 18 preguntas a Martínez Cabrejas acerca de sus contactos con el hermano mayor del vicepresidente del Gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de agosto de 1990