Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ETA asesina en San Sebastián a un militar retirado de 74 años

Ignacio Urrutia, capitán de¡ Ejército retirado, fue asesinado ayer en San Sebastián por dos miembros de un comando de ETA que le dispararon un tiro en la nuca que le produjo la muerte instantánea. El atentado tuvo lugar pocos minutos antes de las diez de la mañana en la confluencia de la calle de la Escolta Real y el paseo de los Mikeletes, en el barrio del Antiguo de la capital donostiarra.

Ignacio Urrutia, de 74 años, que había abandonado su domicilio, en el número 22 de Escolta Real, momentos antes, fue abordado por dos individuos que realizaron un disparo y posteriormente salieron corriendo a pie por el paseo de los Mikeletes. Los asesinos pudieron ser vistos por numerosos vecinos de la zona que a esas horas se encontraban en la calle. Al parecer, huyeron por el paseo de Pío Baroja, cercano al lugar de los hechos.Minutos después de quedar tendido en el suelo el cuerpo sin vida de Ignacio Urrutia acudieron al lugar una hija y el marido de ésta. Visiblemente emocionada se hacía preguntas que no podían obtener respuesta: "¿Por qué han matado a mi padre?".

Una persona que se encontraba a 30 metros de donde fue asesinado el capitán retirado pudo observar cómo dos personas salían huyendo a gran velocidad: "No pude hacer nada porque llevaban una pistola en la mano y pensé que podían matarme a mí también", señaló. Los vecinos de esa zona encontraron ayer unas notas en las que se les pedía que, en el caso de que hubiesen sido testigos de los hechos o conocieran algún dato relacionado con el atentado, llamasen a un número de teléfono indicado en el papel. El gobernador civil de Guipúzcoa, José María Gurrutxaga calificó de "canallada y cobardía" esta acción terrorista, y pidió la colaboración a los ciudadanos para detener a los asesinos.

La noticia del asesinato de Ignacio Urrutia fue acogida con estupor por los vecinos del barrio del Antiguo, dado que el militar era muy conocido en el mismo. Su familia regenta una administración de lotería en la calle de Matía.

'Comando Donosti'

En el lugar donde fue asesinado el capitán retirado, la policía encontró un casquillo de 9 milímetros Parabellum del año 1974, la misma munición hallada en el atentado que costó la vida a José Lasanta Martínez, militar asesinado hace unas semanas en el paseo de la Concha de San Sebastián. Todos los indicios, según las fuentes consultadas, apuntan a que los autores de este asesinato sean miembros del comando Donosti de ETA Militar.

Ignacio Urrutia estaba casado y era padre de dos hijas. Nació el 31 de julio de 1915 en Bilbao. Ingresó en el Ejército en 1938, y la mayor parte de su carrera militar estuvo destinado en San Sebastián, en la Compañía de Ingeniería y Armamento de Construcción (CIAC), donde desempeñaba el cargo de especialista en construcción y electricidad.

La capilla ardiente fue instalada en el Gobierno Militar de Guipúzcoa, y los funerales se celebrarán a las doce de la mañana de hoy en la iglesia de San Sebastián Mártir, en el barrio del Antiguo.

Todos los partidos políticos del Ayuntamiento donostiarra, excepto Herri Batasuna, suscribieron un comunicado en el que afirmaban que en San Sebastián sobran los asesinos y los que les apoyan, pretendiendo convertir en héroes a profesionales del tiro en la nuca a ancianos indefensos.

Los responsables municipales, que manifestaron el deseo de los donostiarras de vivir en paz, realizaron un llamamiento a todos los ciudadanos para que asistan a todas las concentraciones que se convoquen en protesta "tanto por este asesinato como por las actitudes violentas, agresivas e irracionales de quienes quieren falsear la historia y la voluntad popular".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de junio de 1990

Más información

  • El capitán Ignacio Urrutia recibió un tiro en la nuca