Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al Sadawi: "El islam no es la única religión que oprime a la mujer"

Los ojos de Nawal al Sadawi transmiten una fuerza inusual. Tiene 58 años, pero su mirada es joven, expresiva. Nació en 1931 en una aldea egipcia y se doctoró en Medicina en 1954. Su trabajo en las zonas rurales le hizo ver que había que luchar contra la miseria y la opresión de los pobres. Lleva años inmersa en este trabajo, ha sufrido prisión por ello y se ha convertido en una especie de símbolo del feminismo del mundo árabe. Hoy participará en un debate sobre feminismo y fundamentalismo religioso dentro del marco de la IV Feria del Libro Feminista. 'El islam no es la única religión que oprime a la mujer", afirma.

MÁS INFORMACIÓN

Al Sadawi es fundadora de la Asociación de Solidaridad de las Mujeres Árabes y tiene un largo currículo de lucha por el feminismo y los derechos humanos. Ha publicado 27 libros, traducidos a varios idiomas, y según cuenta ella misma escribe "para criticar la situación de las mujeres y de los pobres en el mundo árabe".Su trabajo como médica en las zonas rurales de Egipto fue definitivo para su vocación literaria. "Aprendí mucho de lo que vi en las aldeas de Egipto", comenta, "y me di cuenta de que debía explicar lo que pasaba. Quería que mi mensaje llegara a un público lo más amplio posible".

Pobreza y opresión

Lo que Nawal al Sadawi vio en estas zonas rurales fue "pobreza, miseria, opresión de las mujeres, de los pobres...". "También había enfermedades y desnutrición", agrega con la preocupación reflejada en el rostro, "y vi claramente que no podía curar esas desgracias sólo con mis conocimientos de medicina. Era un problema de justicia y de conocimiento; era, en definitiva, un problema de derechos humanos".Al hablar del auge del fundamentalismo islámico en el mundo árabe, Al Sadawi se esfuerza en relativizar la situación. Acepta el problema que este auge supone, pero agrega: "El islam no es la única religión que oprime a la mujer. Todas las religiones la oprimen. En Occidente la gente cree que sólo el islam oprime a la mujer, y eso no es cierto en absoluto".

A continuación, expone su visión del islam. "Para mí, es una religión que puede liberarme. Debemos liberar a Dios de la prisión del texto. Dios no es un libro para mí, ni la Biblia ni el Corán. Dios es justicia y libertad, y en este sentido puedo interpretarlo como una ayuda para mi liberación".

"El fundamentalismo ", continúa, "es un fenómeno universal que seguirá creciendo en los próximos años, ya que lo fomentan las potencias capitalistas para luchar contra el socialismo. Llegará un momento, sin embargo, en que triunfará la justicia y la igualdad entre hombres y mujeres y entre las distintas razas". Tras una pausa, concluye: "Soy muy optimista en este sentido".

De la extensa obra de Al Sadawi destacan libros como La cara oculta de Eva en el mundo árabe o Mujer en punto cero. De este último hay una traducción en castellano, publicada por la editorial granadina N.O.H. "En mis libros", comenta, "queda claro que es muy difícil separar la política del feminismo, de la medicina o de la lucha por los derechos humanos. Todo va unido".

Cuando habla de los países del Tercer Mundo, Al Sadawi no duda en señalar las responsabilidades que corresponden a Occidente por la difícil situación que atraviesan. "Los países desarrollados son responsables de lo que pasa", afirma, "porque son los nuevos poderes coloniales. Y es que el orden económico internacional es sumamente injusto, fomenta el paro y la inflación. El aumento del paro, además, también afecta a la mujer, porque los dirigentes recurren a la religión para afirmar que el papel de la mujer está en casa".

Y Al Sadawi, que sufrió prisión durante el régimen de Sadat por sus ideas, reafirma su fe en la libertad y la democracia. "Soy optimista", repite.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de junio de 1990