Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FERIA DE SAN ISIDRO

Propuesto para sanción

Rafael de Paula fue propuesto para sanción por inhibirse en la lidia de su primer toro, según establece el artículo 109 del reglamento taurino vigente. El presidente del festejo, Amado Jorge-,envió a su delegado en el callejón, Francisco Rodríguez, para que comunicara al diestro su decisión, nada más sonar el tercer aviso en ese toro.Paula declaró al periodista de la cadena SER Miguel Ángel Mocholi, cuando iba a abandonar el ruedo entre la lluvia de almohadillas y otros, objetos, que sentía mucho lo ocurrido y que pedía humildemente disculpas a la afición de Madrid. Antes había calificado al toro de imposible, de lo que culpaba en parte al presidente porque lo había cambiado prácticamente sin que, a su juicio, estuviese suficientemente picado.

Aunque el diestro de Jerez negó en un principio que le falten facultades para lidiar un toro así, cuando el periodista le insistió, llegó a reconocerlo: "Es cierto que con las facultades que yo tengo ahora, así como por mi forma de sentir e interpretar el toreo, soy incapaz de darle a ese toro la lidia que necesitaba".

Curro Vázquez y Fernando Cámara coincidieron en sus quejas por el mal juego se sus respectivos lotes y en su negativa a pronunciarse sobre la actitud del diestro gitano. Cámara sólo comentó que lo único que Paula le dijo en la ceremonia de la alternativa era que le deseaba suerte para cortar las dos orejas: "Lo que ocurre es que, como tiene un pequeño defecto cuando habla, aquello pareció eterno".

El diestro Antonio José Galán, que se desplazó desde Málaga para ver la alternativa de su amigo Cámara, era rotundo juzgando a Paula: "Lo que ha hecho es imperdonable. Su falta de profesionalidad es bochornosa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 24 de mayo de 1990