Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Grupos extremistas reivindican el asesinato de un ex jefe del espionaje chileno

Grupos de extrema izquierda y de extrema derecha se atribuyeron el atentado a tiros que el jueves costó la vida al coronel retirado Luis Fontaine -ex jefe de espionaje involucrado en el secuestro y muerte de tres dirigentes comunistas- y dejó herida a su secretaria. El presidente de Chile, Patricio Aylwin, afirmó ayer que "nadie tiene derecho a hacer justicia por sí mismo ni a prejuzgar responsabilidades, y el ministro del Interior en funciones, Belisario Velasco, dijo que hay coordinación entre ambos extremos políticos con el fin de "poner problemas y desbaratar los esfuerzos del Gobierno para reconciliar a los chilenos".La transición a la democracia, ha logrado acuerdos sociales y un nuevo clima cultural, y formó la Comisión de Verdad y Reconcilación para investigar las violaciones de los derechos humanos cometidas durante el régimen anterior.

Pero en el Gobierno terminó la euforia inicial por el final de la dictadura. La derecha está a la ofensiva, el general Augusto Pinochet ha mostrado su malestar por esta comisión, los empresarios temen una recesión y el terrorismo es una, amenaza.

Han reivindicado el atentado, el Frente Patriótico Manuel Rodríguez (FPNIR), de la extrema izquierda, el Frente Nacionalista de Combate (FNC), de extrema derecha, y la desconocida Brigada Mártires de 1973.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 12 de mayo de 1990