Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'El beso', de Lichtenstein, vendido por 600 millones de pesetas

El cuadro fue comprado por un coleccionista japonés

Una pintura del pintor norteamericano Roy Lichtenstein, titulada Kiss II (Beso II), realizada en 1963, fue adjudicada el lunes por la noche, en la casa de subastas Christie's de Nueva York, por seis millones de dólares (unos 600 millones de pesetas) al propietario de una galería japonesa. Este precio es un récord por la venta de una pintura del pop-art.

Kiss II, realizado en el característico estilo de este artista que amplía imágenes extraídas del comic, presenta a un hombre y una mujer enlazados en un beso apasionado. La obra fue adquirida por un representante de la galería Fuji, de Tokio, en nombre de un coleccionista japonés identificado sólo por el apellido de Wanibuchi. Kiss II fue vendida por primera vez por mil dólares a una galería suiza, en 1963. La obra superó el récord para una pintura de este artista, de 5,5 millones de dólares, pagados por Torpedo... Lo, el año pasado. Sin embargo, el precio alcanzado por Kiss II estaba por debajo de las estimaciones de la casa de subastas.El optimismo en las estimaciones de la casa de subastas parece haber sido una de los motivos que desanimaron a los posibles compradores del resto de las obras ofrecidas.

De los 77 lotes en subasta, 26 fueron retirados, y muchos apenas alcanzaron el precio de salida. Algunos de los pintores que sí lograron buenos precios por sus obras fueron Sam Francis, Brice Marden y Clyfford Still. Un cuadro de Jean Dubuffet, Pese-cheveu, fue vendido por 517 millones de pesetas, un buen precio para este artista.

La primera jornada de la temporada de subastas en Nueva York, esperada con gran expectación, no trajo las sorpresas previstas. "Parece que el mercado ha empezado a deshincharse", comentó un galerista a la salida de la subasta. Otro galerista, Larry Gagosian afirmó que el mercado sigue siendo fuerte, pero que las estimaciones de la casa de subastas eran demasiado altas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de mayo de 1990