Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

5.000 personas piden el cierre definitivo de Vandellós 1

Cerca de 5.000 personas se con centraron ayer al mediodía ante las puertas de la central nuclear Vandellós 1 exigiendo su cierre definitivo y su posterior desmantelamiento. Participaron en esta movilización de protesta los parlamentarios de todos los grupos del Parlament, a excepción de Convergència i Unió (CIU), así como alcaldes de las poblaciones próximas al complejo nuclear. La central permanece cerrada desde el pasado 19 de octubre, como consecuencia del grave incendio que afectó a sus instalaciones.Entre los asistentes a la manifestación se encontraban destacados dirigentes socialistas, entre ellos el diputado autonómico Dionisio García.

Tanto el PSC como CIU votaron en el Parlamento catalán a favor de una moción que pedía la no reapertura de la nuclear. Sin embargo, hace unas semanas ambos partidos votaron en el Congreso de los Diputados en contra de una moción de Izquierda Unida que proponía el cierre definitivo de la nuclear.

Los organizadores y líderes de la lucha contra Vandellós 1, y el Comité Antinuclear de L'Ametlla de Mar, coincidieron con los representantes de los distintos partidos políticos presentes en destacar la unidad alcanzada en la convocatoria, que estaba suscrita por 84 entidades y organizaciones. La confluencia fue calificada unánimente como Positiva.

Castigo a CiU

Eloy Nolla, portavoz del Comité Antinuclear de L'Ametlla de Mar, manifestó que la presencia de los parlamentarios confirma la voluntad política de todos los grupos de cerrar la central nuclear, y en términos similares se expresó Víctor Gimeno, diputado por IC, quien afirmó: "Esta convocatoria unitaria confirma mi impresión de que no volverá a ponerse en marcha".

Fermí Pellicer, alcalde de Tivissa, piensa "que algo se está cociendo", sobre todo "cuando no habían asistido nunca todos los grupos políticos". Nolla lamento la ausencia de representantes de la coalición nacionalista CIU y criticó la preocupante falta de sensibilidad que ha demostrado precisamente cuando esta fuerza política ha sido votada masivamente en bastantes poblaciones de estas corriarcas". Nolla reclamó un castigo en las urnas para CIU.

Durante más de tres horas, desde las once de la mañana a las dos y cuarto del mediodía, la carretera N-340 permanecio cortada entre L'Ametlla de Mar y L'Hospitalet de L'Infant. El tráfico tuvo que ser desviado por la autopista A-7. Los principales actos de protesta se realizaron, sin embargo, ante las puertas de Vandellós 1. Allí se leyó un comunicado en el que se exigió el cierre definitivo de esta planta nuclear y se denunció la actuaclon de sus responsables así conio la pasividad de ciertas instituciones. También el Consejo de Seguridad Nuclear fue objeto de duras críticas por las continuas dilaciones en la entrega del informe definitivo sobre la planta atómica.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 19 de marzo de 1990