España dejará de incinerar residuos tóxicos en el mar del Norte en 1991

La Dirección General de la Marina Mercante (DGMM), que es el organismo que otorga a la empresa holandesa Ocean Combustion Service el permiso de incineración de residuos tóxicos españoles en el mar del Norte, cancelará definitivamente este permiso en 1991, según disponen los acuerdos del Convenio de Oslo. España ha concedido a la empresa holandesa permiso por un año para incinerar 12.000 toneladas de residuos organoclorados en 1990, la misma cantidad que el pasado año, aunque en realidad sólo se incineraron 6.000 toneladas, según Emilio Martín, jefe del Servicio de Contaminación Marítima de la DGMM."Este permiso está condicionado a que el proceso de incineración y los quemadores del buque Vulcanus II sean controlados por la Rijwaterstaat, la administración marítima holandesa, o por algún país de la zona. En el momento en que estos países se nieguen a efectuar ese control, el permiso español quedará anulado", comenta Martín. Un portavoz de la organización ecologista Greenpeace ha señalado que "España está una vez más a la cola de Europa en la protección del medio ambiente", por permitir este año la incineración de 12.000 toneladas de residuos en el mar, del Norte. Este mismo portavoz dijo que ya sólo incineran residuos tóxicos en ese mar España y Bélgica, y que tanto el Reino Unido como Francia han anunciado que dejarán de hacerlo este año, decisión que ya habían tomado la República Federal de Alemania (RFA), Holanda, Austria y los países nórdicos.

Zona alemana de incineración

Martín asegura que Francia, Suiza, España, Bélgica e Italia, a través de puertos franceses, siguen quemando residuos en el mar del Norte, y aclara que la RFA dispone de una zona donde quema unas 80.000 toneladas anuales. Greenpeace denuncia la incineración marina por considerar que esos residuos no se queman adecuadamente y son bioacumulativos. Éste y otros asuntos relacionados con la polución del mar del Norte han sido tratados en la III Conferencia Internacional del Mar del Norte, celebrada esta semana en La Haya (Holanda).Los tóxicos españoles se depositan en la terminal que la empresa Terquisa posee en el puerto de Santander. "Los tanques son seguros y tienen el correspondiente permiso de Industria", comenta Martín. "Estos residuos proceden sobre todo de industrias farmacéuticas aragonesas y catalanas, y representan una cifra casi insignificante en comparación con las 100.000 toneladas de residuos de este tipo que se producen cada año en España", concluye Martín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 09 de marzo de 1990.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50