Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Historiadores catalanes y vascos polemizan con Caro Baroja sobre el origen de los nacionalismos

Las declaraciones efectuadas a EL PAÍS por el antropólogo e historiador Julio Caro Baroja en relación a los textos fundacionales de los nacionalismos vasco y catalán, a los que calificó de "segundo orden", han motivado una reacción diversa entre historiadores vascos y catalanes. Los primeros se muestran mayoritariamente de acuerdo, y los segundos expresan una oposición radical. El historiador catalán Joan B. Culla las califica de "lamentables".

Las declaraciones de Caro Baroja (véase EL PAÍS de ayer) han sido recibidas con actitud crítica por varios historiadores catalanes en víspera de la presencia del antropólogo vasco en Barcelona, donde mañana formará parte del jurado del Premi Internacional Catalunya, que otorga la Generalitat. El historiador Joan B. Culla considera "lamentables" las declaraciones de Caro Baroja y opina que "los nacionalismos se basan en realidades históricas, culturales, lingüísticas y sociales profundas y que han demostrado ser muy sólidas, ya que en caso contrario no hubieran llegado hasta nuestros días con tanta fuerza".En cuanto al texto concreto que critica Caro Baroja -lo que llama "catecismo catalán de Prat de la Riba"-, manifiesta Culla: "Supongo que debe referirse al Compendi de la doctrina nacional, que es una obra menor de juventud de Prat de la Riba, del 1894, planteada a la manera de preguntas y respuestas. Juzgar el bagaje ideológico del nacionalismo catalán por esta obra es como juzgar el marxismo por algún panfleto de partido".

El historiador Josep Termes afirmó: "No me extraña que Caro Baroja haya dicho tonterías una vez más. No me fío nada de él. En una ocasión ya dijo que Sabino Arana había aprendido racismo durante su estancia en Cataluña, a finales del siglo pasado, cosa que es falsa y muy grave. Las afirmaciones de Caro me parecen una cretinada desde el punto de vista histórico y demuestran que gente muy leída en algunos campos puede ser absolutamente ignorante en otros".

La primera impresión de la historiadora Anna Sellés al leer las declaraciones fue que "Caro contribuye a dotar a la ideología dominante de nuevos instrumentos o de viejos instrumentos aparentemente renovados".

La historiadora Eva Serra cree que las opiniones del antropólogo demuestran "que desconoce la realidad catalana, ya que el nacionalismo catalán tiene unas bases muy anteriores a Prat de la Riba, unas bases antimonárquicas, populares y republicanas". Josep Benet, por último, considera que las opiniones vertidas por Caro Baroja "no son serias y no vale la pena responder a ellas; tengo cosas más importantes que hacer".

El profesor Javier Corcuera, autor de la obra Orígenes, ideología y organización del nacionalismo vasco, coincide con las afirmaciones vertidas por Caro, informa Eva Larrauri. "La filosofía política del nacionalismo es muy elemental", dice Corcuera. "La opinión de Caro respecto al nivel de los textos básicos del nacionalismo vasco no es una novedad". Corcuera cree que no es posible sostener un debate sobre el tema porque "los doginas básicos del sabinianismo no se sostienen". El catedrático Gurutz Jauregui, especialista en teoría política de los nacionalismos, no muestra objeción alguna a los planteamientos de Caro Baroja. El director del departamento de Historia Contemporánea de la Universidad de Deusto, Fernando García de Cortazar, comparte las opiniones de Caro Baroja aunque, en su opinión, minusvalora la importancia social y cultural del País Vasco. "Sabino Arana fue un autodidacta, a quien llamarle escritor es ya una concesión", recuerda García de Cortazar. El portavoz del Partido Nacionalista Vasco (PNV) en el Congreso, Iñaki Anasagasti, rechaza las consideraciones de Caro Baroja. "Son irrespetuosas con un sector muy importante de personas que apoyan la opción política del nacionalismo", dice Anasagasti. "El nacionalismo vasco", añade, "no se sustenta en textos sino en la conciencia popular, expresada políticamente a través del principio de las nacionalidades". Anasagasti acusa a Caro Baroja de "llevar una temporada desbarrando" y recuerda que el antropólogo apoyó en 1977 la candidatura electoral del PNV, "el partido fundado por Arana". Anasagasti recurre a una cita de Miguel de Unamuno sobre Arana para explicar la actitud de Caro Baroja, en su opinión, condicionada por el ambiente intelectual de Madrid: "Se le tomó a broma o a rabia; se le desdeñó sin conocerlo o se le insultó. Ninguno de los desdichados folicularios que sobre él escribieron algo conocía su obra, y menos su espíritu".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de marzo de 1990