Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Condenado en Sofía un ex corresponsal en Madrid de la agencia de prensa búlgara

El ex corresponsal en Madrid de la agencia de prensa búlgara Vladimir Ignatov ha sido condenado a 17 años de cárcel por espionaje a favor de los servicios secretos turcos y por desviación de fondos públicos, según anunció ayer Pogled, revista semanal del Sindicato de Periodistas.Ignatov fue detenido a finales de 1989 en Sofía, adonde había sido convocado para asistir a una reunión de corresponsales. Pocos días antes de abandonar España se había puesto en contacto con el corresponsal en Madrid del prestigioso diario turco Hurriyet, a quien reveló su identidad de miembro de los servicios secretos búlgaros, explicó los entramados del espionaje de su país y le confesó que quería dejar de trabajar para su país.

Para publicar todo este material, el periodista turco acordó esperar el regreso de Sofía de Ignatov -que quería aprovechar este viaje como despedida- para publicar el material. Al pasar los días y no tener noticia de Ignatov, Hurriyet dio salida al material que ocupó varias primeras páginas del diario y tuvo resonancia internacional [ver EL PAÍS del 17 de septiembre de 1989]. Ignatov justificaba su decisión de pasarse a Occidente por su "odio al régimen" búlgaro y su irresponsable política contra la minoría turca, cuyas siniestras consecuencias tuvo que padecer al ser su esposa miembro de dicha minoría.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de febrero de 1990