Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Sembrar vientos

Cornellà, Barcelona.

Me han sorprendido los argumentos con los cuales Joaquim Molins, conseller de Política Territorial, ha tratado de justificar la instalación de vertederos de basuras y de plantas incineradoras por todas las comarcas. Se llama a la responsabilidad de los que se oponen aduciendo que hay decisiones, como la de ubicar las basuras en algún sitio, que son inevitables. Se llama a la solidaridad de los municipios que tendrán que sufrir directamente las nocivas consecuencias utilizando el argumento del interés general. Estos razonamientos me parecen válidos, pero absolutamente cínicos cuando los hacen servir aquellos que han mostrado la irresponsabilidad más descaradas en situaciones similares. Recordemos lo que desde el Gobierno de Pujol se decía cuando el Gobierno central le planteó la posibilidad de dar acogida en las cárceles catalanas a los terroristas privados de libertad. Lo que le está pasando al Gobierno de la Generalitat en el asunto de las plantas incineradoras es una buena manifestación del dicho castellano "el que siembra vientos recoge tempestades".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de febrero de 1990