UNA NUEVA EUROPA

El nuevo presidente de la URSS no será elegido por sufragio universal

Los dos Parlamentos soviéticos -el Soviet Supremo, de 542 miembros, y el Congreso de los Diputados, de 2.225 escaños- trabajarán paralelamente para acelerar la reforma política en la URSS e introducir un régimen presidencialista, que va a iniciarse no con una elección por sufragio universal, sino con una votación parlamentaria.

Éstos eran los indicios existentes ayer, en vísperas de la reanudación de sesiones del Soviet Supremo, que por recomendación del Presidium debe convocar "en el futuro próximo" una sesión extraordinaria del Congreso de los Diputados. El Soviet Supremo extenderá sus sesiones hasta fines de abril, según la agencia Tass. El régimen presidencialista implica cambios constitucionales que debe aprobar el Congreso soviético.La nueva línea del PCUS, encaminada hacia el pluripartidismo y la renuncia a los viejos dogmas marxista-leninistas, era confirmada por la plataforma del último pleno del comité central, publicada ayer por el periódico Pravda. El pleno se celebró del 5 al 7 de febrero. Para el próximo día 25, la Plataforma Democrática, el grupo de oposición interna del PCUS, ha apoyado la celebración de una jornada de apoyo a la convocatoria de una mesa redonda con todas las fuerzas democráticas del país.

La plataforma del PCUS, que abre el partido a la colaboración con todas las fuerzas sociales democráticas, incluidos explícitamente los liberales y la socialdemocracia, así como los partidos nacional-democráticos, diluye la vinculación del partido a los clásicos del marxismo en el contexto del desarrollo del pensamiento político universal. De hecho, el documenato es comparable a lo que en 195,9 supuso el Congreso de Bad Godesberg para los socialdemócratas alemanes, es decir, la ruptura con la teoría de la lucha de clases y con la interpretación doctrinal del marxismo.

"Afirmando la fidelidad al espíritu creativo de la concepción del mundo materialista y la metodología de Marx, Engels y Lenin, rigiéndonos por ella, rechazamos decididamente la estrechez ideológica, el dogmatismo y la intolerancia hacia otros puntos de vista e ideas", señala la plataforma.

Su texto es el punto cero para la definición de grupos políticos dentro y fuera del PCUS. El Consejo Coordinador de la Plataforma Democrática, el grupo con mayor potencial de escisión, reunido el 10 de febrero, cree que el pleno denotó "el claro cisma en el comité centrar y en el Politburó y la imposibilidad de evitar la división en el PCUS".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 13 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50