Psicosis de atentados en el inicio de la reunión del Grupo de Trevi

El Grupo de Trevi, integrado por los ministros de Interior o Justicia de la CE, inició ayer en París una sesión ministerial, que concluye hoy, en medio de una alerta general de la policía francesa ante la psicosis de atentados del terrorismo islámico, desencadenada tras el descubrimiento, el pasado 22 de noviembre en Valencia, de 200 kilos de explosivos destinados a los aeropuertos de París, Marsella y Madrid. Los ministros de los doce trataron en la reunión de ayer, que duró dos horas, la coordinación de la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico.

Entre las medidas discutidas por el Grupo de Trevi, que deben ser aprobadas en la sesión plenaria de hoy, figuran la creación de un cuestionario módulo para que cada país que sufra un atentado terrorista informe inmediatamente a los otros 11; la constitución en la República Federal de Alemania de un centro de datos europeo de documentación falsa, que podrá ser consultado por todos los países; la puesta en marcha de un sistema de comunicación de seguridad entre los doce, que se denominará Red Trevi, y la dotación a la secretaría del grupo de carácter permanente.España -representada en la reunión de París por el ministro del Interior, José Luis Corcuera- planteó la cuestión de la cooperación transfronteriza en la lucha contra el terrorismo, mediante la que policías españoles podrían intervenir en la investigación, persecución e interrogatorio de los miembros de ETA en Francia. El Gobierno español considera que, antes de la apertura de fronteras de 1993, debe adoptarse el principio de cooperación policial, así como una armonización de las legislaciones, para impedir la libertad de movimientos de los terroristas y los narcotraficantes.

Con respecto a la lucha contra el narcotráfico, el Grupo de Trevi estudió la creación en todos los países de unidades centrales especializadas en este tipo de delincuencia.

Temor a Hezbolá

La reunión se celebra dos días después de que el ministro del Interior francés, Pierre Joxe, reforzara las medidas de seguridad en las fronteras, los transportes y los lugares públicos ante el temor de que los terroristas de Hezbolá (Partido de Dios) preparen atentados antes de las fiestas navideñas.

Joxe informó a sus homólogos comunitarios del informe que los servicios secretos han elaborado tras las detenciones en Valencia de terroristas libaneses y el descubrimiento de 200 kilos del mismo explosivo que el utilizado en los atentados de París del otoño de 1986. El peligro aumenta por el inicio, el próximo mes de enero, del juicio por esos atentados y por la celebración estos días del proceso contra Habib Maamar, tunecino acusado de la colocación de una bomba en febrero de 1985 contra la sede parisiense de los almacenes comerciales Mark & Spencer.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Paralelamente a la reunión ministerial, funcionarios del grupo Trevi trataron de las medidas a adoptar para controlar el flujo de inmigrados en las fronteras exteriores de la CE, la coordinación en materia de visados y los problemas derivados de la concesión del derecho de asilo. El grupo examinó un proyecto de convención sobre demandas de asilo cuya elaboración se decidió en una reunión anterior celebrada en Madrid en la primavera pasada.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS