Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El eterno camino de Jack Kerouac

Hoy se cumplen 20 años de la muerte del escritor más representativo de la generación 'beat'

La figura de Jack Kerouac se reaviva a los 20 años de su muerte. Las reediciones de los libros más representativos del máximo exponente de la generación beat -que mezclaba marginación, bohemia, contestación, viajes, drogas, música, amor libre y misticismo oriental- vuelven a ocupar los estantes de las librerías; se realizan, películas y documentales sobre su vida y el teatro recupera sus ideas. El eterno peregrinaje descrito en su obra On the road (En el camino) se mantiene vigente a los 32 años de la publicación de la novela.

Murió el 21 de octubre de 1969, a los 47 años de edad, de una hemorragia abdominal masiva, consecuencia de sus excesos con el alcohol, pero su carrera hacia la autodestrucción había comenzado mucho antes. En julio de 1947, Jack Kerouac atravesó Estados Unidos en auto-stop, después de haber sido expulsado de la Armada durante la II Guerra Mundial por su carácter esquizoide, y haber trabajado como marino mercante, ferroviario y guarda forestal. De este viaje nació On the road (En el camino), uno de los libros más vendidos de la literatura norteamericana contemporánea, biblia de la contracultura de los años 60 y verdadero manifiesto de la generación beat, junto a los poemas de Ginsberg, Ferlinghetti y Corso.Hoy, la obra de Jack Kerouac vuelve a despertar el interés de los jóvenes norteamericanos. En 1981, la película Heart Beat (Latido) recuperó la figura dormida del escritor. Las secciones sobre bibliografía beat ocupan cada vez mayor espacio en las librerías abundan las publicaciones en torno a Kerouac y el año pasado se realizó un documental de dos horas de duración titulado ¿Qué le pasó a Jack Kerouac?

Espectáculo musical

Estos días se representa en Barcelona un espectáculo musical sobre poemas y otros textos de autores de la generación beat, entre ellos Kerouac, informa Jacinto Antón. Del escritor de En el camino se incluyen diversos fragmentos de Los vagabundos del Dharma. El espectáculo, creación del Teatre Urbá de Barcelona bajo la dirección de Josep Costa, se denomina Vits! (un juego fonético con beats).

Costa, que conoce personal mente a William S. Burroughs, Allen Ginsberg y Gregory Corso, los otros tres autores representa dos en Vits!, explica que la idea del espectáculo se le ocurrió al asistir a recitales de poesía en EE UU. "Allí se congregan verdaderas multitudes para oir los poemas y gente como Ginsberg gritan y cantan sus versos, empleando incluso instrumentos musicales".

Editorial Anagrama se encarga de la reedición de la obra de Kerouac en España. "En 1986 publicamos En el camino y Los subterráneos", dice Jorge Herral de, director de Anagrama. "Se hicieron 4.000 ejemplares, agotamos la edición y el mes que viene se reedita En el camino en formato de bolsillo la obra de Kerouac siempre encuentra nuevos lectores. Ahora, con una etapa más individualista, vuelve a ponerse de moda". Kerouac comenzó En el camino en 1947. Fue reescrito de un tirón en 1951 y se publicó en 1957. Acabó la novela en tres semanas, bajo la influencia de las anfetaminas y en un rollo de papel de teletipo de 36 metros. Concebida como novela autobiográfica, adopta en ella el nombre de Sal Paradise, mientras su amigo Neal Cassady se convierte en Dean Moriarty, protagonista de una huida permanente al margen de la realidad.

La relación de Kerouac y Cassady es la historia de la atracción irresistible del escritor hacia un vividor que a los 18 años había estado tres veces en el reformatorio y robado 500 coches. Cassady se convirtió en el verdadero motor de un fenómeno cultural, oscurecido por la inspiración de Kerouac, a quien insufló la vitalidad y la decisión para emprender un viaje sin retorno, dentro de la mas pura tradición de la literatura fantástica.

"Es una especie de clandestinidad, como si fuéramos una, generación de furtivos, frustrada, desencantada y pura". Así definía Kerouac aquella generación beat, que según Peter Guttridge "estaba influenciada por el movimiento dadá, Gertrude Stein, E.E. Cummings y Henry Miller" y en opinión de Eduardo Haro Ibars tenía sus raíces en "el panteísmo de Walt Whitman o el pensamiento de Thoreau".

En el camino fue el detonante de una generación que sirvió de puente entre los beatnicks y los hippies, expuso a la luz pública a los nuevos bohemios, tendió la mano a la generación perdida y popularizó un movimiento contracultural que devoró a sus propios inspiradores.

En febrero de 1968, Cassady fue encontrado sin vida junto a la vía del ferrocarril, a consecuencia de una mezcla de drogas y alcohol. Había pasado dos años en la prisión de San Quintín y recorrido el país en autobús junto a Ken Kesey, repartiendo ácido gratuitamente. Totalmente alcoholizado, Kerouac le sobrevivió 21 meses, dando por bueno su enésimo intento de suicidio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de octubre de 1989