Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA BATALLA POR EL VOTO

González cree "razonable" que estas elecciones sean las últimas en las que se presente como candidato

El presidente del Gobierno, Felipe González, considera "razonable, desde un punto de vista personal", que estas elecciones legislativas sean las últimas en las que comparezca, aunque el proyecto socialista "puede seguir 20 o 25 años, democráticamente, con apoyo limpio". El presidente, en una entrevista concedida a la agencia Colpisa, afirma que "está bien pensar que en los próximos años se le encargue a otro la responsabilidad del partido y también la del Gobierno que desempeña ese partido". González intervendrá hoy por primera vez en la campaña electoral del PSOE en un mitin en Alcázar de San Juan (Ciudad Real).

El jefe del Ejecutivo hizo estas reflexiones en una entrevista que hoy publican varios periódicos y, que fue realizada el jueves en el palacio de La Moncloa con el director y la cronista política de la agencia, José María Morillo y Susana Olmo. La pregunta tenía relación con las especulaciones sobre "el cansancio del presidente" y sus alusiones sobre la necesidad de que en el partido "se fuera fomentando la idea del relevo".La respuesta de González es la siguiente: "Uno debería pretender que la renovación se produjera en tiempo razonable. Eso me lleva a conclusiones difíciles de expresar. Si los ciudadanos nos otorgan otra vez su confianza para gobernar, es razonable pensar que desde el punto de vista personal en lo que a mí me afecta será probablemente la última ocasión. No para el partido, puesto que ese proyecto puede seguir 20 ó 25 años, democráticamente, con apoyo limpio. Pretendo que en el partido se abra un debate que permita una renovación. Está bien pensar que en los próximos años se le encargue a otro la responsabilidad del partido y también del Gobierno que desempeña ese partido".

En otro momento de la entrevista se pregunta al presidente sobre las polémicas producidas en torno a la actuación de TVE y a las actitudes de militantes socialistas "no demasiado escrupulosas con el respeto a las reglas democráticas".

Los periodistas recuerdan el aviso del PP de retirarse incluso del proceso electoral. El presidente responde: "Honradamente, me parece un despropósito. Es como si dijéramos: 'Palabrita del niño Jesús y si no me dejas ganar no juego'. Pero esto no es un juego. Son los responsables políticos. El PSOE compitió en 1977, 1979 y 1982 y el modelo de comportamiento de los medios públicos de comunicación no era si quiera comparable al actual".

El modelo de campaña

González prosigue: "Puede haber críticas, pero hay algunos argumentos que me parecen importantes. Nosotros obtuvimos en 1982 un respaldo ampliamente mayoritario y el modelo de campaña, si la oposición cree que era mejor, se puede repetir. Pero no quieren eso. El meollo de la cuestión está en que, sin que tuviéramos que ver con la Televisión en aquel momento, en 1982 cambió la situación y en 1986, con la representación mayoritaria, tuvimos menos apoyos".

En relación con posibles debates en Televisión, dice: "Lo lógico sería un debate entre las dos primeras fuerzas, pero no quiero contribuir a ese guirigay. Es también bastante sospechoso que no quieran debatir entre ellos".

González asegura que "la ausencia de concertación social" no frustrará el proyecto de los socialistas. "No hemos llegado a esa situación por decisión del partido, sino porque la separación es obvia por parte de la dirección de UGT. Pero la concertación sólo se da cuando hay voluntad de concertar. Yo tengo un interés básico en que haya acuerdo. Si no lo hay puede ser debido a mi torpeza, pero no a mi falta de voluntad".

Preguntado sobre si el Gobierno va a poner límites en el tiempo a la reinserción de los presos de ETA, González afirma: "Durante este periodo electoral lo más prudente es no insistir en temas que pueden abrir brechas en la posición de consenso frente al problema del terrorismo (...). Después de la campaña electoral hablaremos con las fuerzas políticas".

El líder socialista añade que "no se debe excluir una reflexión sobre modificaciones en la Constitución, pero no en periodo electoral". "Hemos llegado", apostilla, "a tener algo aceptable para todos y no hay que abrir mucho el melón constitucional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 14 de octubre de 1989

Más información

  • "Pretendo que en el partido se abra un debate que permita una renovación" asegura el jefe del Gobierno