Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Entrega de un patrullero durante la visita real

Coincidiendo con la estancia del rey Hassan en España la Empresa Nacional Bazán entregará el próximo día 26 a la Armada marroquí, en San Fernando (Cádiz), el quinto de los seis patrulleros tipo Cormorán adquiridos por Rabat en 1986 por algo más de 13.000 millones de pesetas. Al acto de entrega no asistirá el Monarca marroquí, sino un mando militar del país vecino.

Con la entrega del sexto patrullero en diciembre concluirá el segundo programa naval entre Marruecos y Bazán. El primer programa, firmado en 1976, supuso la entrega de la corbeta Al Rahmani, buque insignia de la Armada marroquí, y de cuatro patrulleros, por un valor de casi 30.000 millones de pesetas.

La Marina de Marruecos ha mostrado su interés en adquirir dos nuevas corbetas, con capacidad para llevar un helicóptero, cuyo coste podría superar los 50.000 millones de pesetas, según estimaciones del sector. Estas corbetas, junto con la modernización de la Al Rahmani y la potenciación de la infraestructura de la Armada marroquí, serían el eje del tercer programa naval. Las conversaciones están aún en fase preliminar, pero se espera que experimenten un impulso durante la visita real.

Por su parte, Construcciones Aeronaúticas (CASA) negocia con las autoridades marroquíes la configuración de los siete aviones CN-235 adquiridos por las Fuerzas Armadas del país vecino por un coste total de unos 10.000 millones de pesetas. También ha firmado un contrato con Marruecos la empresa Sainco, que fabricará un simulador táctico naval valorado en 1.200 millones de pesetas.

Los productos bélicos no están incluidos en el listado que recoge el acuerdo de cooperación como susceptibles de ser sufragados con cargo a los 125.000 millones de pesetas, pero el propio tratado admite la posibilidad de "incluir nuevos proyectos considerados de interés común".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de septiembre de 1989