Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Coca valoran en 27.600 millones los bienes de Marbella con los que pagarán el préstamo a Citibank

La familia de Ignacio Coca ha situado en 27.600 millones de pesetas el valor de mercado de su patrimonio imobiliario de Marbella, que ha servido de garantía para la liquidación de la deuda contraída con Banesto por el banquero fallecido. Dichos bienes están sujetos actualmente a un crédito hipotecario de 13.650 millones concedido por Citibank NA. El préstamo fue suscrito en julio con un período de amortización de un año, por lo que los Coca tienen de plazo hasta julio de 1990 para encontrar un comprador a sus bienes que permita cancelar definitivamente la deuda.Los activos de los Coca en Marbella son el Hotel Los Monteros, la clínica, Incosol, el campo de golf Río Real y la urbanización Los Monteros. Este conjunto inmobiliario ha sido valorado al menos dos veces por la firma tasadora internacional American Appraisal. Hace cuatro años, en plena efervescencia del conflicto entre los Coca y Banesto, el valor de mercado estaba cuantificado en torno a los 17.000 millones, si bien el último informe, que: data de hace unos meses, ha supuesto un incremento espectacular del importe, que alcanza los 27.601 millones de pesetas. Al margen de las oscilaciones que pueda registrar el mercado inmobiliario, dicho valor sirve como base de referencia para la determinación del precio solicitado por la familia Coca en las negociaciones que se mantendrán durante este año en busca de un comprador.

El estudio de American Appraisal distingue dos grupos diferenciados de activos. De un parte, figura la urbanización Los Monteros, con un valor de 14.174 millones de pesetas; de otro lado, aparece el complejo turístico compuesto por el Hotel Los Monteros, la clínica Incosol y el campo de golf Río ReEd, que suman un total de 14.986 millones, de los que hay que descontar 1.559 millones en concepto de gastos comerciales y de mantenimiento. En suma, estos tres activos suponen un valor de 13.427 millones, distribuidos entre 5.919 millones para el Hotel Los Monteros, 4.269 correspondientes a Incosol y 3.239 del campo de golf.

La distinción de estos dos paquetes de inmuebles permite a la familia Coca una estrategia de venta dirigida a la enajenación del complejo hotelero como garantía para la financiación de la mayor parte del crédito hipotecario. Si los vendedores obtuvieran los casi 13.500 millones en que se valoran los; dos hoteles y el campo de golf, sería muy factible el mantenimiento de la propiedad de la urbanización Los Monteros.

No obstante, la imposibilidad de cerrar un acuerdo de venta a lo largo del último año motivó que los herederos del banquero fallecido tuvieran que recurrir en julio a un nuevo crédito puente, como única. salida para liquidar el préstamo de 12.000 millones que en septiembre de 1988 concedió el Banco Santander y que a la postre, fue el que sirvió para zanjar la deuda con Banesto.

Hasta el pasado 13 de julio fecha en que se contrató el nuevo crédito con Citibank, las gestiones realizadas para la búsqueda de comprador fueron realizados por la sociedad Ibermer, en la que participa el empresario Enrique Sarasola, amigo personal de, la familia Coca. Las negociaciones fueron desarrolladas en colaboración con First Boston, pero ninguna de las ofertas recibidas satisfizo a los vendedores, por lo que ahora son los hijos del banquero fallecido quienes asumen directamente la operación de venta.

Hasta hace unas semanas, los Coca disponían de una oferta de 8.000 millones por la compra del Hotel Los Monteros y el campo de golf Río Real. Esta oferta, respaldada con el compromiso de una señal de 500 millones de pesetas, procedía de una empresa hotelera escandinava, que finalmente no ha efectuado la tranferencia bancaria correspondiente, por lo que los vendedores deberán empezar de nuevo las gestiones con los potenciales inversores. Grupos japoneses, árabes, británicos y españoles componen actualmente la agenda de trabajo de la familia Coca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 20 de septiembre de 1989