Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Tribuna:

Un largo y oculto camino

El rai es la reacción contra la tradición de una música árabe que tiene en la huda (canción de caravana) su primer origen conocido, en el periodo pre-islámico, antes del año 622. Esta nueva música comenzó a gestarse hacia 1920 por algunos jóvenes de Orán, cansados de los versos de chiîr el-melhoun, poesía cantada de difícil comprensión para una población mayoritariamente analfabeta.A esta música clásica y rígida, los jóvenes cantantes aportaban un estilo directo y callejero. A la forma de cantar afectada y grave, oponían la espontaneidad y la utilización de los agudos. En 1945, la instalación en Orán del primer estudio de grabación ofreció las primeras oportunidades a nuevos cantantes, aunque a partir de 1954, comienzo de la revolución argelina, esta música se sumergió en un silencio que duró hasta 1962. La llegada de la independencia permitió la aparición de grupos con nombres americanizados que, junto a otros cantantes de clubs nocturnos, pusieron de moda el término pop-rai.

A comienzos de la década de los 80, el rai se convierte en una música eminentemente eléctrica como paso obligado para introducirse en Europa, con París como cabeza de puente. Hoy, con Cheb Khaled como cabeza visible de una revolución que afecta a la música y a la utilización de la tecnología, el rai comienza a ser conocido por el público occidental, después de un largo y oculto camino.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 30 de julio de 1989