Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fuego destruye 1.000 hectáreas de pinos viejos y castaños en Las Hurdes

Alrededor de 1.000 hectáreas de pinos viejos, olivos, castaños y otros árboles frutales han sido arrasados Por uno de los incendios más importantes que ha sufrido en las últimas décadas la comarca cacereña de Las Hurdes, que se inició el pasado miércoles en el municipio de Ladrillar. En la tarde de ayer el incendio parecía sofocado, sí bien está sujeto a las posibles alteraciones meteorológicas, fundamentalmente por lo que respecta a la dirección del viento. Las pérdidas podrían rondar los 100 millones de pesetas.Las Hurdes, con algo menos de 10.000 habitantes, es sin duda la comarca extremeña más castigada por el fuego. Su importante masa forestal (40.000 hectáreas) data de los años cuarenta y es una de las principales fuentes de riqueza de la zona.

Buena parte de los incendios provocados tienen su origen, según testimonios de los propios hurdanos, en el descontento de los obreros sobre el sistema de contratación que se lleva a cabo para realizar los trabajos en el monte. Una economía paupérrima, con apenas recursos procedentes del campo, sitúa al jornalero hurdano en clara dependencia de los trabajos forestales. La imposibílidad de acceder en algunos casos a esa fuente de ingresos lo coloca en situaciones extremas.

Por otra parte, el incendio declarado en la madrugada del miércoles en el municipio coruñés de Carnota continuaba ayer activo, con focos próximos a la capital del municipio, pese a que las informaciones facilitadas por el Instituto para la Conservación de la Naturaleza (leona) las dieron por extinguidas en varias ocasiones. Este siniestro, que afecta a varios miles de hectáreas, es posiblemente el más importante de los registrados en Galicia en los últimos años, informa Xosé Manuel Pereiro. Ayer, en casi todos los ayuntamientos de las provincias de La Coruña y Pontevedra, se produjo algún siniestro.

La asociación ecologista Arcoiris ha presentado ante la Fiscalía de la Audiencia de La Coruña una denuncia contra el conselleiro de Agricultura, Francisco Sineiro, por presunta negligencia 1. por no adoptar las medidas oportunas para prevenir y combatir los incendios, a pesar de contar con todas las competencias sobre el tema". Según los ecologistas, sólo la tercera parte de los ayuntamientos gallegos han cumplido con la obligación de formar grupos antiincendios.

En lo que va de año se han declarado unos 2.300 incendios en Galicia, casi la mitad en este mes, que, según datos provisionales de la consellería de Agricultura han quemado más de 35.000 hectáreas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 29 de julio de 1989