Absuelto el padre que desconectó a su hijo en coma

El gran jurado del Cook County (Illinois) ha absuelto a Rudy Linares de la acusación de homicidio que pesaba sobre él desde que el pasado día 26 de abril desconectó el sistema que mantenía vivo a su hijo de 15 meses en una cama del hospital presbiteriano Saint Luke's Medical Center, en el área metropolitana de Chicago.

El fiscal del Estado, Cecil Partee, había acusado a Linares, de 23 años, de un delito de homicidio por provocar voluntariamente la muerte de su hijo Samuel. El fiscal no interpuso apelación a la decisión del jurado, que sí ha acusado a Linares de usar ilegalmente un arma para conseguir su propósito. "No podemos enviar a la cárcel a este hombre, porque ya ha sufrido bastante", ha declarado Robert Bastone, el juez que firmó la sentencia. Bastone, el fiscal Partee y la opinión pública calificar. el caso como "único". Partee ha declarado que "la acción de Linares fue simultáneamente inapropiada según la Ley y comprensible según el punto de vista de cualquier padre".El 26 de abril pasado Linares penetró en el área de cuidados intensivos donde se encontraba su hijo armado con un revólver con el que obligó a todas las enfermeras a salir. Una vez a solas con el bebé, Linares, de origen hispano, desconectó todos los sistemas que mantenían la vida del pequeño. Poco después, cuando comprobó que el niño ya no respiraba se entregó a la policía, entre sollozos. El bebé sufría lesiones irreversibles en el cerebro y se hallaba en coma profundo desde el pasado mes de agosto, cuando accidentalmente se tragó un globo mientras jugaba en su cuna. Su padre que había expresado su deseo de que dejaran morir a su hijo, ya había intentando desconectar a la fuerza el sistema que mantenía la vida de su hijo hace un par de meses.

Autopsia

Uno de los abogados de Linares, Kevin Smith, declaró, después de conocer la sentencia, que "Samuel murió hace nueve meses y todo lo que ha ocurrido desde entonces no ha cambiado su suerte".

La decisión judicial de absolver a Linares, que ya ha provocado la reacción de algunos analistas, se fundamento en el resultado de la autopsia. Robert J. Stein, el médico que practicó el analisis del cadáver de Samuel explicó que no podía determinar si la muerte del niño fue producto de un homicidio o del accidente que sufrió hace 15 meses.

El médico indicó que el pequeño murió por la falta de oxígeno en su cerebro, pero que no podía determinar si la causa fue el atragantamiento que sufrió con el globo o la interrupción del sistema que mantenía artificialmente la vida del paciente. Linares, que ayer apareció en los informativos del país, repitió lo que explicó a la policía y ante el juez: "Lo hice por que quería a mi hijo".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS