Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
COMUNICACIÓN

Un retraso en la aprobación de Retevisión perjudicará a las televisiones privadas

El retraso en la aprobación de los estatutos de la red pública Retevisión perjudicará a las futuras televisiones privadas en el sentido de que podría aplazar su entrada en funcionamiento, según fuentes técnicas de la red. Coincidiendo con esta previsión, el Consejo de Ministros de hoy podría superar las diferencias de criterios que existen en torno a la gestión de este nuevo ente público y dar luz verde al real decreto por el que se aprueban los estatutos del nuevo organismo.

En la ley de televisión privada se establece que una vez adjudicados los tres canales (fecha límite, agosto de este año) los concesionarios dispondrán de seis meses (febrero de 1990) para comenzar a emitir. De lo contrario la Administración puede retirar la concesión. El retraso en la aprobación del reglamento de Retevisión retrasará "peligrosamente" la puesta a punto de la red, según las mismas fuentes.La ejecución de la primera fase que alcanzará a Madrid y Barcelona comenzará en enero de 1990 y acabará en junio de 1991 con una cobertura de otras 18 ciudades equivalente al 50% del territorio. Para que llegue la televisión privada a Madrid y Barcelona Retevisión deberá invertir 1.800 millones de pesetas en la adaptación de los centros e implantación de emisores y reemisores. La adaptación total de la red, una vez completadas las tres fases, exigirá una inversión de 30.000 millones de pesetas.

El Consejo de Ministros deberá decidir sobre las diferencias surgidas en el seno de distintos organismos de la Administración sobre la composición y la representación de los órganos rectores de Retevisión. El otro frente de conflicto procede del Ente Público Radiotelevisión Española. El Comité Intercentros de RTVE, dominado por el sindicato Asociación Profesional Libre e Independiente (APLI), anunció ayer que recurrirá ante el Tribunal Supremo el real decreto de los estatutos de Retevisión entre otras razones "porque supondrá la descapitalización de TVE y pondrá en serio peligro su superviviencia para 1990". Junto a esta oposición sindical fuentes directivas de RTVE han mantenido, aduciendo argumentos técnicos, una oposición a la configuración de Retevisión, que supondrá el paso desde RTVE, par -ley, de un patrimonio valorado en unos 30.000 millones de pesetas y en 1.200 personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de mayo de 1989