Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PACTO DEL CENTRO-DERECHA

González elude precisar si anticipará las legislativas

El presidente del Gobierno, Felipe González, eludió ayer en una conferencia de prensa responder claramente a la pregunta de si piensa mantener abierta la legislatura hasta su final dentro de un año. González no hizo un anuncio preciso en el sentido de mantener la legislatura o acortar su duración, pero, a diferencia de ocasiones anteriores, no fue rotundo en la defensa de agotar el plazo natural antes de convocar las elecciones legislativas. El jefe del Ejecutivo añadió que la decisión de anticipar o no las generales "no va a estar influida, de manera determinante" por la operación de centro-derecha actualmente en marcha.

González afirmó que el pacto entre el Partido Popular (PP) y el Centro Democrático y Social (CDS) persigue "una alternativa de gobierno", y por tanto no se trata de un acuerdo de coyuntura para municipios y autonomías. Otras fuentes, próximas al Gobierno, explicaron que la hipótesis de anticipación o no de las elecciones depende del resultado de los comicios europeos y de la marcha de la situación económica.Un dato importante es que el Gobierno ha congelado los preparativos para promulgar una ley de huelga, pese a que fue anunciada por Felipe González en un debate parlamentario, celebrado en febrero pasado, cuando aún no se conocían los propósitos del Partido Popular y del CDS para iniciar una operación política conjunta.

Por su parte, el vicepresidete del Ejecutivo, Alfonso Guerra aseguró ayer a este diario que "en absoluto" los resultados de las elecciones al Parlamento Europeo influirán para anticipar la legislativas, que, en el caso de celebrarse al término natural de la actual legislatura, deberían tener lugar en la primavera del año próximo.

Interrogado acerca de si la evolución de la economía u otros factores podrían aconsejar la anticipación de las legislativas, Guerra insistió: "Se debe agotar el período de la legislatura. No veo ninguna razón para hacer otra cosa", según informa Juan G. Ibáñez.

Alfonso Guerra hizo este comentario momentos antes de presentar en el centro cultural Conde Duque, en Madrid, la revista de debate político El Socialismo del Futuro y el libro del líder socialdemócrata alemán Oskar Lafontaine La sociedad del futuro, ambas publicaciones editadas por la fundación Sistema.

"Sentido lógico"

González, que compareció ante los medios de comunicación trasreunirse con el primer ministro belga, Wilfried Martens, hizo las siguientes declaraciones textuales sobre la cuestión electoral:

"Por puro sentido lógico, si hubiéramos querido aprovechar el contrapié para hacer unas elecciones anticipadas, hubiéramos tenido ocasiones bastante buenas". El presidente del Gobierno se refería, sin duda, a la convocatoria de comicios europeos para el 15 de junio.

"No quiero aparecer diciendo, como ha dicho uno de los coaligados, que hemos esperado para las generales a fin de permitir que se rehaga el Partido Popular. Tampoco quiero aparecer diciendo que vamos a esperar a que se organicen más: No es verdad".

"Pero no vamos a estar influidos de manera determinante por esta operación", agregó para remachar: "La legislatura va a seguir su curso y no va a estar influenciada la decisión de disolver o no por el hecho de que la operación vaya mejor o peor". Y en todo distendido, agregó: "Si quisiéramos que tuviera relación con esa operación, lo que habría que hacer es esperar un poquito más de tiempo".

Pese a descartar el pacto entre el Partido Popular y el Centro Democrático y Social como un factor clave de la anticipación o no de elecciones, González concede gran relevancia al pacto de centro-derecha, que "no es de coyuntura", según dijo ayer.

Triunfa el discurso de Fraga

"Lo que triunfa es el discurso estratégico o político del señor Fraga, que viene propugnando la unión de las fuerzas no socialistas", aseguró el presidente del Gobierno. El discurso del CDS es el que se ha perdido, siempre según González, quien cree que eso habrá de compensarse con el desequilibrio del reparto de poder a favor del CDS, -y por tanto de su líder, Adolfo Suárez, a quien el presidente del Gobierno no citó por su nombre-.La conferencia de prensa conjunta con Wilfried Martens permitió a González realizar los comentarios de política general apuntados, si bien ahorró a su visitante la mayor parte de los mismos, y se quedó a solas con los periodistas para hablar de política interna.

El presidente del Gobierno hizo gala de un discreto, aunque fluido francés, para responder a algunas preguntas de periodistas belgas. Tres apagones sucesivos de luz en la sala donde se celebraba la conferencia de prensa, en el complejo del palacio de la Moncloa, provocaron miradas de curiosidad por parte de Martens y un discreto revuelo en el equipo presidencial.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de mayo de 1989

Más información

  • El jefe del Ejecutivo afirma que en la decisión de agotar o no la legislatura no va a influir el acuerdo PP-CDS