Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las personas ocupadas superaron en marzo los 12 millones, por primera vez en los últimos 11 años

P. M., El número de trabajadores desempleados sólo se redujo en 3.200 personas durante el primer trimestre del año, según los datos de la Encuesta de Población Activa publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística. La ocupación, sin embargo, experimentó un fuerte incremento hasta situar el número total de personas con trabajo en más de 12 millones. Esta cota de ocupación es la más alta desde 1978. Según el Ministerio de Economía, el aumento de la ocupación no ha reducido la tasa de desempleo, que se sitúa en el 18,35%, por el aumento de la población activa.

El paro afecta a 2.698.000 personas, según los datos de la EPA relativos al primer trimestre, lo que equivale a una tasa de desempleo del 18,35%. Según estos mismos datos, que hizo ayer públicos el Instituto Nacional de Estadística, el paro sólo se ha reducido en 3.200 personas respecto al último trimestre de 1988.Esta ligera reducción del desempleo convive con un fuerte crecimiento de las ocupaciones y, dentro de ellas, del empleo asalariado. En el primer trimestre la EPA contabiliza 84.000 empleos más, lo que coloca la cifra total de personas ocupadas en 12.003.700, que es la cota más alta desde 1978. La cota mínima de la ocupación se produjo en 1985 y, desde entonces, se han creado más de 1,3 millones de puestos de trabajo.

El aumento de la ocupación no se ha traducido en una mayor reducción del desempleo porque, durante este primer trimestre, 84.100 personas se incorporaron a la población activa; la mayoría, según datos del Ministerio de Economía, dentro del colectivo de mujeres adultas. Al cierre del tercer trimestre, la población activa era, en total, de 14,7 millones de personas, y los inactivos sumaban más de 15 millones de personas. Estos datos representan una tasa de actividad del 48,96%.

Los 84.100 nuevos empleos del, primer trimestre son el resultado de un aumento de la población asalariada de 128.700 personas y una reducción de 44.600 empleos entre los no asalariados. Dentro de ese despegue de la población asalariada destaca el aumento de los contratos fijos que es mayor, en volumen, a los nuevos contratos temporales.

En total, durante estos tres meses, se han creado 80.200 ,empleos de contrato indefinido y 54.500 contratos temporales. Este aumento del empleo fijo se debe, según un comunicado del Ministerio de Economía, a que transcurridos tres años y medio desde la reforma del Estatuto de los Trabajadores, un importante flujo de contratos temporales comienzan a convertirse en contratos fijos.

El crecimiento en la ocupación, en términos interanuales, se sitúa en el 3,1%, que es la mayor tasa de aumento de los países de la OCDE y supera al que se produjo en el último trimestre de 1988. Fuentes de Economía han valorado positivamente la creación de nuevos empleos ya que, además de mantener el ritmo de los dos últimos años, apunta una mejora del empleo asalariado y, dentro de este colectivo, de los asalariados fijos.

Un 18% de desempleados

Fuentes sindicales, sin embargo, no son tan optimistas al valorar los datos de la Encuesta de Población Activa ya que el desempleo sigue afectando a más de dos millones y medio de trabajadores y a más del 18% de la población activa.

Para Comisiones Obreras, la escasa reducción del desempleo durante el primer trimestre "demuestra la ineficacia de la política económica del Gobierno y su absoluto fracaso en la lucha contra el paro". El sindicato insiste en la precarización del empleo ya que, aunque se hayan creado más empleos fijos que temporales, estos últimos afectan a un tercio de la población asalariada.

UGT considera que "una reducción del desempleo en sólo 3.200 personas en tres meses es absolutamente insuficiente para la realidad de nuestro volumen de paro". Además, según este sindicato, el crecimiento económico que está experimentando la economía española posibilita la creación de empleo. Lo grave es, dicen, que "este aumento de empleo se consigue con la total inhibición del Gobierno, lo que implica que con una política económica que tenga como eje principal la creación de empleo, el crecimiento de empleo sería mucho mayor".

Andalucía era, en este primer trimestre, la comunidad autónoma que registraba mayor número de parados, con un total de 672.800 personas sin empleo. Le sigue Cataluña, con 377.600 parados; Madrid, con 257.800 desempleados; y la Comunidad Valenciana, donde el paro afecta a 229.000 personas.

Durante este primer trimestre, cinco comunidades autónomas registraron una disminución del desempleo, con Cataluña a la cabeza. Por contra, Extremadura fue la región en la que más aumentó el paro -en 13.300 personas- seguida de Castilla y León.

Extremadura, junto con Castilla y León, han visto además disminuir su tasa de ocupación. En estas comunidades autónomas, junto con otras siete, ha caído el número de trabajadores ocupados. Por sectores, destaca el descenso en la ocupación dentro de la agricultura, cifrado en 48.100 personas. El resto han visto aumentar su ocupación; la industria en 3 1.900, construcción 5. 100, y servicios en 95.400 nuevos empleos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de mayo de 1989

Más información

  • El paro sólo se redujo en 3.200 trabajadores, según la Encuesta de Población Activa