Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Por 6.270 pesetas

Hasta el día de la fecha, siempre me he considerado un buen ciudadano, padre de familia, honrado y sencillo, que siempre ha pagado -y lo seguiré haciendo- mis impuestos religiosamente, aunque para el Ayuntamiento de El Prat de Llobregat parezca ser todo lo contrario.Me han abierto un expediente administrativo de apremio por débitos a la Hacienda local, en que se dicta providencia, decretando el embargo de mis bienes en cantidad suficiente para cubrir el descubierto, que asciende a 6.270 pesetas.

Y todo esto ¿por qué? Pues bien, nada más sencillo. Todo comienza cuando di de baja en Tráfico mi antiguo Seat-124D, de 17 años, el pasado 5 de abril de 1988. Ese día me personé en la ventanilla de bajas, presenté la documentación requerida y me sellaron la ba a definitiva del vehículo, el cual pasé una hora después al cementerio de coches. Digo esto porque el Ayuntamiento de El Prat me califica de deudor y me ha embargado por no pagar el Impuesto Municipal de Circulación del ejercicio 1988, de 5.100 pesetas, de un coche dado de baja legalmente a primeros de abril de 1988.

Eso sí, este mes me informaron con carta certificada y con acuse de recibo que tenía ocho días para recurrir, aunque el expediente no se suspendería, salvo en los casos que cita el artículo 190 de un reglamento que los ciudadanos no conocen nada bien, yo incluido.-

El Prat de Llobregat

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de mayo de 1989