Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno israelí aprueba el plan de paz de Shamir

El Gobierno israelí aprobó ayer por 20 votos a favor y 6 en contra el plan de paz de Isaac Shamir, que debe iniciarse con la celebración de elecciones palestinas en los territorios ocupados. En contra del plan han votado los ministros del Likud Ariel Sharon, David Levy e Isaac Modayi, los laboristas Ezer Weizmann y Raphi Edri, y Avner Shaki, del Partido Nacional Religioso.

Ariel Sharon se ha opuesto a este plan porque, con la aceptación de las elecciones, "Israel pone el dedo en un engranaje que conduce, inevitablemente, hacia las negociaciones con la OLP". En lugar de este plan "suicida", según Sharon, "hay que extender la ley israelí a todos los distritos habitados por judíos en Judea, Samaria y Gaza". El laborista Ezer Weizmann se opone al plan de Shamir porque el Gobierno "juega al escondite consigo mismo" y debería antes que nada "entablar negociaciones, sin demora, con los responsables de la OLP, los únicos que hablan en nombre de todos los palestinos, los únicos que pueden negociar y firmar la paz con Israel".Los observadores políticos en Jerusalén, por su parte, se preguntan por qué el Gobierno israelí no ha aprobado un plan elaborado, sino sólo una serie de puntos y principios generales. Isaac Shamir, según se comenta, lo ha hecho con el fin de no dar a Sharon la ocasión de extender su opinión a un mayor número de ministros del Likud. Además, la llegada a Jerusalén de una delegación gubernamental norteamericana habría precipitado las cosas. Shamir y Arens, ministro de Exteriores, quieren demostrar a Washington la veracidad de las promesas hechas en abril.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 15 de mayo de 1989