Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La empresa vasca Ecia encabeza el proyecto del 'euromortero'

El interés de los fabricantes españoles de armamento por penetrar en los mercados con alto valor añadido puede tener su primer éxito a partir del programa propiciado por Esperanza y Compañía (Ecia) para el desarrollo de un mortero europeo. Esta arma incorpora una munición anticarro que puede competir con los proyectos en marcha en el Grupo Europeo Independiente de Programas (GEIP) de misiles contracarro.

Javier Ozarniz, secretario general de Esperanza y Cía., ha afirmado que el proyecto del euromortero, promovido por la empresa, no quiere competir con otros programas europeos. "La munición anticarro de este sistema de armas sólo es un aspecto más de sus características". La operación, que según sus promotores todavía está en embrión, se haría conjuntamente con otras empresas para repartir costes de desarrollo y aumentar las series de producción, según la política comunitaria del mercado común de la defensa.Ecia está participada en un 40% por ERT, y en el otro 60% por diversas empresas vascas del sector de la defensa. Según la fuente citada, no sería necesario un cambio accionarial de la empresa, sino que se fundaría otra compañía junto a las empresas europeas que quieran participar.

Otra fórmula propuesta y notificada al Ministerio de Defensa, según empresarios del sector, ha sido la de mantener el 40% de ERT en el accionariado (sea cual sea el resultado de la segregación de la división de defensa de ERT, ya que está controlada por el grupo inversor kuwaití KIO) y restar al actual accionariado vasco un 20% para dejar el 40% resultante a la empresa europea que participe en el proyecto. La compañía francesa Thomson, líder histórico en la fabricación de morteros, y la británica Royal Ordenance, que se adjudicó en el pasado el contrato del mortero de 81 milímetros del Ejército de Tierra norteamericano, son las principales candidatas para participar en el mortero de Ecia.

Según Javier Ozarniz, la empresa vasca tiene capacidad tecnológica suficiente para encabezar el proyecto, y es posible que puedan recuperar el contrato perdido el año pasado en Estados Unidos para el suministro del mortero de 120 milímetros al Ejército de Tierra a favor de la empresa israelí Soltam. "Dado que el programa no está funcionando, tenemos una posibilidad de reofertar", ha manifestado la fuente citada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de abril de 1989

Más información

  • La firma renegocia el contrato de morteros en EE UU