Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Cántame por sevillanas

El 'boom' del pasado año se mantiene con la edición de más de 250 'elepés' en 1989

Cántame, de María del Monte, o Danza, de los Cantores de Híspalis, dos de los grandes éxitos de las Sevillanas 88, tienen ya sustitutos en 1989. El boom de las sevillanas no parece pasajero, y este año han salido al mercado más de 250 elepés. Además, las casas discográficas no sólo han potenciado a sus estrellas, sino que han ampliado su catálogo con nuevos valores. La lucha por conseguir a las figuras consagradas ha desencadenado incluso una fuerte pugna entre las compañías, algunas enemistadas por culpa de las sevillanas.

La explosión de sevillanas no fue un hecho espontáneo, según asegura la mayoría de las casas discográficas. "Era un boom que se venía preparando desde hace tiempo, y que incluso ha provocado que artistas veteranos, que no grababan este tipo de canciones desde hace tiempo, lo hayan hecho ahora". Es el caso de Manolo Escobar o Juanito Valderrama y Dolores Abril, que tras varios años sin grabar sevillanas, han lanzado nuevos elepés al mercado.Hispavox, con 23 elepés y un álbum dedicado al fallecido El Pali, Senador, con 20 elepés; Pasarela, con 27; Horus, con 6, y Fods Records, con 18, son las compañías en donde las sevillanas tienen mayor implantación.

En Sevilla, cuna de la mayoría de los autores de sevillanas, la promoción empezó con el final de 1988 y los primeros albores de este año. Casi todas las emisoras de radio locales realizan, o ya lo han hecho, concursos para intérpretes noveles. También grandes empresas o importantes almacenes tienen organizadas campañas publicitarias en base a las sevillanas, con actuaciones en directo en discotecas o instalaciones propias durante las semanas precedentes a la Feria de Abril.

Compañías

Todos estos certámenes terminan con la llegada de la feria, para después, con la llegada de la romería de El Rocío, continuar con los concursos de coros rocieros, como el de Lebrija, o con la promoción de sevillanas exclusivamente de temas de la romería y de su virgen. Senador es la compañía pionera en Andalucía en la grabación de discos de sevillanas. Tras 11 años de vida, este año han lanzado al mercado 20 elepés, de otros tantos grupos, solistas o coros. María del Carmen Domínguez, gerente de Senador, aseguró que el boom del pasado año ha propiciado una mayor apertura del mercado en este tipo de discos, y que las sevillanas "tienen todavía mucha vida". "Los canales de venta se han abierto a todo el territorio nacional", añade Domínguez, "e inclu so han traspasado nuestras fronteras. Esto ha obligado a un mayor nivel y calidad de las grabaciones y a un mayor esfuerzo en la labor de promoción". Su mayor éxito este año, José Manuel, El Maní, y su tema Candela, se encuentra en la cima de las listas que, en Andalucía, se establecen cada año antes de las fiestas de primavera. La inmensa renovación en letras y música que cada año se produce no impide que los éxitos de otros años se mantengan en el tiempo, y que sean cantados de feria en feria o de romería en romería por los asistentes a ellas. Las sevillanas de El Adiós, que son conservadas por el propio papa Juan Pablo II, o las que lle van por título El Tio del tambor, o las famosas corraleras de El Pali, son buena muestra de ello.El boom de las sevillanas ha propiciado la aparición de un tipo de empresa discográfica un tanto atípica, casi dedicada exclusivamente a la grabación de sevillanas. Un elepé cuesta aproximadamente un millón de pesetas, y estas empresas lo realizan a cuenta del cliente, generalmente un grupo novel poco conocido, que ha logrado reunir ese dinero.

Rafael González-Serna Bornos fue el autor de Cántame, la sevillana de más éxito del pasado año, y que llevó al estrellato a María del Monte. Sin embargo, la creación de la misma se produjo de forma un tanto improvisada. Según cuenta su autor, "compuse la primera de las cuatro sevillanas y se la di a María. Ya casi me había olvidado de la letra cuando ella me llamó desde el estudio para ir a grabar, y me reclamaba las tres letras que faltaban. No las tenía ni pensadas. Me fui al estudio, y mientras ajustaban el equipo, terminé la sevillana en sólo media hora".

A raíz de Cántame, Rafael González-Serna ha adquirido un gran prestigio. Este año ha compuesto 46 temas de sevillanas, y prepara otros de canción española para artistas como María José Santiago. La famosa sevillana ha provocado que el autor y la intérprete, amigos hasta el nacimiento de Cántame, hayan roto su amistad. "Si lo hubiera sabido, no la hubiera compuesto", afima el autor, "sobre todo porque ahora María se ha olvidado de muchos amigos que la apoyamos cuando nadie confiaba en ella.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de abril de 1989