LA AGITACIÓN NACIONALISTA EN LA U.R.S.S.

El caso de Nagorno-Karabaj

La región de Nagorno-Karabaj, sometida desde hace tres meses a una forma especial de Gobierno, da muestras de descontento por las restricciones impuestas a la vida social, política y cultura¡ de la zona, en opinión de Galina Starovoitova."Hay síntomas de descontento vinculados, a mi parecer, con cierto menosprecio de las libertades democráticas", dice. "Cines y el estadio están cerrados. Están prohibidos los mítines, las reuniones, incluidas las fiestas nacionales, y las huelgas. No funciona el Consejo de los Diputados; el primer secretario del partido, Genrik Pogosian, ha dejado su puesto, y están disueltos los colectivos laborales de las empresas."

"En las recientes elecciones parlamentarias hubo intentos de no registrar a Pogosian, un hombre muy popular, como candidato registrado y elegido, dice Starovoitova, cuya candidatura a diputado del Congreso de la URSS está siendo promovida actualmente en Armenia.

Más información

"La solución del problema de Nagorno-Karabaj depende de la posibilidad y conveniencia de mantener el estado de excepción. La presencia de tropas estaba justificada porque había peligro, pero nadie puede considerar normal esta situación."

Diez activistas del comité de Nagorno-Karabaj están hoy encarcelados y pendientes de juicio. Fueron detenidos tras el terremoto del pasado diciembre, y su detención le parece a Starovoitova "un peligroso error", e incluso "un error provocado" por los poderes locales, "ya que los acontecimientos mostraron la gran popularidad de los líderes del movimiento de Karabaj, gracias a sus cualidades intelectuales y morales. Entre los detenidos hay un miembro corresponsal de la Academia de Ciencias, un filólogo, dos diputados del Soviet Supremo de Armenia. A la opinión pública no se le ha informado de la anulación de su inmunidad parlamentaria. Según los indicios, una persecución política se ha disfrazado como una causa común. El grupo Tribuna de Moscú ha creado un comité de justicia, del cual soy miembro, y nos hemos dirigido a las altas instancias pidiendo revisar la acusación y poner a los detenidos en libertad, aunque ésta sea condicional".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0009, 09 de abril de 1989.

Lo más visto en...

Top 50