Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una sentencia justifica un abuso deshonesto por la provocación de una minifalda

La Audiencia Provincial de Lérida ha condenado al empresario Jaume Lluís Fontanet Beso, de 45 años, a la pena de 40.000 pesetas de multa, como autor de un delito de abusos deshonestos no violentos en la persona de una joven trabajadora, empleada eventual.La sentencia declara probado que el empresario propuso a la joven, de 16 años de edad, mantener relaciones íntimas con él con la promesa de prorrogarle el contrato y que le puso las manos en las zonas pectoral y glútea. En la sentencia, el tribunal considera, sin embargo, que la minifalda que vestía la empleada provocó al empresario.

El ponente de la sentencia, el magistrado Rodrigo Pita, considera que los hechos constituyen un delito de abusos deshonestos no violentos, ya que en este caso el acusado aprovechó su condición de patrono y jefe laboral ante la ofendida, "aun cuando ciertamente ésta con su específico vestido, en cierta forma y acaso inocentemente, provocó este tipo de reacción en su empresario, que no pudo contenerse en su presencia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 19 de febrero de 1989

Más información

  • TRIBUNALES