La parte del león

De los 300.000 millones de pesetas que se gastaron en España en I+D durante 1988, el 55% correspondió a los organismos públicos de investigación (universidades, Consejo Superior de Investigaciones Científicas y otros centros públicos). El 45% restante correspondió a las empresas, tanto públicas como privadas.Estas cifras indican que el Estado sigue corriendo con la parte del león de los gastos de I+D, al contrario de lo que sucede en la mayor parte de los países desarrollados. Solana dijo ayer no conocer la cifra de gasto correspondiente exclusivamente a la empresa privada, que indicaría si la participación de la industria en la investigación científica sigue una tendencia positiva. El último porcentaje hecho público oficial mente se remonta a 1983 cuando se consideraba que la empresa privada sufragaba únícamente el 20% de los gastos totales de I+D.

Más información
España gastó en 1988 en investigación y desarrollo el doble del presupuesto de Justicia

Un total de 24 programas componen la parte central del plan para 1989. Han desaparecido tres programas (fotónica inmunología y toxicología) que han quedado englobados en otros, y aparecen los nuevos de recursos geológicos, automatización avanzada y robótica, conservación del patrimonio recursos forestales, salud, información para I+D, química fina y nuevas tecnologías para la modernización de la industria. Los fondos para los programas ya existentes se han redistribuido ligeramente respecto a 1988, a la vista del análisis de sus resultados.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS