Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRAS LA HUELGA GENERAL

El Gobierno rechaza la cobertura del desempleo al 48% y aplaza a 1990 la equiparación de pensiones

El presidente del Gobierno, Felipe González, anunciará hoy en el Pleno del Congreso que el Ejecutivo no está dispuesto a ceder a la petición de cobertura del desempleo hasta un 48%; aceptaría un Plan de Empleo Juvenil alternativo, y pedirá tiempo, hasta 1990, para adecuar las pensiones más bajas al salario mínimo. González pedirá a la oposición que se corresponsabilice en la política económica del Gobierno y que asuma los costes que supondría aceptar las peticiones de los sindicatos, ya que, de concederlas, habrá que dejar sin cubrir otras parcelas.

El Gobierno sondeó ayer a algunas fuerzas de la oposición para asegurar que González no se quede solo en la defensa de la actual política socioeconómica. El ministro para las Relaciones con las Cortes, Virgilio Zapatero, mantuvo una conversación en privado con el portavoz de la Democracia Cristiana (DC), Modesto Fraile. Posteriormente, el presidente de la DC, Javier Rupérez, manifestó que su grupo mantendrá que el paro del día 14 ha sido desproporcionado.Fuentes de Minoría Catalana anunciaron asimismo que este grupo no descalificará la política socioeconómica del Gobierno, sin renunciar tampoco a formular críticas parciales, informa Juan G. Ibáñez. También el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, afirmó ayer en Bruselas que "no hay que dramatizar la huelga" y que su Ejecutivo "apoya al Gobierno central", aunque ha pedido algunas correcciones en política económica relativas a una mayor dotación de las pensiones y a un incremento salarial del 4 al 5%, informa Efe.

Los portavoces de la oposición preparaban ayer sus estrategias, pero en todos ellos se aprecian tres coincidencias: revitalización del Parlamento como marco del debate político, petición al Gobierno de que cambie su estilo, arrogante a juicio de la oposición, y que se vuelva a la política de la transición, basada en el diálogo y el consenso.

González comparecerá a las 10.30 en el Pleno para explicar su análisis de las causas que han llevado hasta el paro del día 14, desmenuzará las peticiones sindicales con aportación del coste que supondría otorgarlas, hará un relato de lo que ha hecho su Gabinete en materia social desde 1982 e intentará que los demás partidos se corresponsabilicen en política económica, según fuentes gubernamentales.

González rechazará la subida de la cobertura del desempleo hasta un 48%, aunque ése era un compromiso firmado con la UGT en el Acuerdo Económico y Social (AES). La razón esgrimida será que "la tasa de la población activa ha crecido muy por encima de las previsiones" y que esa medida llevaría a que "estudiantes y amas de casa se apuntaran en las oficinas del paro", según un ministro.

Sobre la subida de las pensiones mínimas hasta el mismo nivel que el salario mínimo interprofesional, el Gobierno deja abierta la posibilidad de que ello se produzca de aquí al año 1990.

Jueces y maestros

El resarcimiento de la pérdida del poder adquisitivo de pensionistas y funcionarios en dos puntos tampoco puede ser discutido de manera general, al considerar el Gobierno que, en todo caso, hay que estudiar por separado el caso de cada colectivo. Como ejemplo, señala la circunstancia de que los sueldos de enseñantes y jueces han subido muy por encima de esos dos puntos.El Ejecutivo parece dispuesto a retirar su actual Plan de Empleo Juvenil siempre que se le presente una alternativa, y, por último, descarta la capacidad de negociación colectiva de los funcionarios con el argumento de que diversas sentencias del Tribunal Constitucional han sentado doctrina contraria a ese procedimiento para los trabajadores publicos.

González intentará que el Parlamento se corresponsabilice en la política económica del Gobierno ante la previsión de que muchos grupos van a decir que las reivindicaciones de los sindicaos son razonables. El presidente advertirá que si todos están de acuerdo en que se acepten las propuestas sindicales no será de recibo que más tarde, en el Parlamento, se reproche al Gobierno que no dedique medios suficientes a otras parcelas, según fuentes gubernamentales.

Tras la intervención de González, comenzará el turno de los portavoces parlamentarios, de menor a mayor representación, comenzando por el presidente de IU, Gerardo Iglesias. Se espera la intervención del presidente del CDS, Adolfo Suárez, ya que éste siempre reserva sus apariciones para los debates en los que interviene González.

En el seno de AP ha habido un conflicto en relación con quién sería hoy su portavoz. Cuando el portavoz del grupo Juan Ramón Calero, tenía preparado su discurso, desde el partido se le indicó que iba a ser el secretario general de AP y presidente del grupo, Arturo García Tizón, el interviniente. Anoche no se había resuelto el dilema.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de diciembre de 1988

Más información

  • El presidente pedirá hoy a los partidos políticos que se corresponsabilicen en la política económica