Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TRAS LA HUELGA GENERAL

ELA-STV y CNT solicitan una entrevista con el jefe del Ejecutivo

Las centrales sindicales ELA-STV y CNT han solicitado al presidente del Gobierno, Felipe González, una entrevista. Los responsables del sindicato vasco quieren exponer al jefe del Ejecutivo sus reivindicaciones y planes de futuro, según señaló ayer el secretario general del sindicato nacionalista, José Elorrieta.

Son dos, en opinión de Elorrieta, los puntos a tratar con el presidente socialista: la precariedad del contrato laboral y la demanda de transferencias en materia de legislación laboral. El sindicato mayoritario en la comunidad autónoma vasca rechaza una posible reunión entre Gobierno, empresarios y sindicatos, alegando que la convocatoria realizada para el 14-D tenía unos aspectos concretos respecto al Gobierno y es el presidente del mismo el que tiene que responder de ello.

Indicó Elorrieta que una de las peticiones que ELA-STV va a efectuar se centrará en la transferencia de competencias en materia laboral, ya que lo considera necesario. Añadió: "Es un derecho que tenemos y una preocupación autonómica, ya que hay una laguna que hay que cubrir".

El máximo dirigente de CNT, José March, también ha enviado una carta a González en la que señala que "el alcance masivo de la huelga general", que CNT apoyaba, se debe, entre otras razones, al trabajo unitario de todas las centrales, por lo que el diálogo no debe desarrollarse sólo con los dos sindicatos mayoritarios, UGT y CCOO.

Por su parte, la Confederación Sindical Independiente de Funcionarios (CSIF) se ha dirigido al ministro para las Administraciones Públicas, Joaquín Almunia, para solicitarle que su organización esté presente en cualquier negociación que afecte a los funcionarios públicos. José Luis Alemany, presidente de CSIF, reclama una presencia activa en todas las mesas que convoque el Gobierno, ya que es el sindicato más representativo entre los empleados públicos.

Demandas de CCOO

El secretariado confederal de Comisiones Obreras acordó en su reunión de ayer pedir al Ejecutivo que asuma las demandas de ocho millones de trabajadores y dé respuesta positiva a las cinco reivindicaciones reclamadas por esta central y por UGT. Los dirigentes de CCOO creen que se trata de demandas "justas, viables y realistas" y cuyo coste total, según sus cálculos, supone menos de la cuarta parte de los ingresos extraordinarios -fiscales y por cotizaciones socialesque va a tener el Estado en 1988.La central tiene voluntad de negociar y acordar otra política económica que cree más y mejor empleo, incremente la protección social, aumente la rentas de los trabajadores y cuente con una mayor participación sindical, negociación que, según CCOO, debe desarrollarse abordando aspectos concretos y, en ningún caso, tratando de globalizarlas en la búsqueda de la complicidad de los sindicatos con una política antisocial e insolidaria".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de diciembre de 1988