Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina renuncia a vender a SAS el 40% de sus líneas aéreas

El ministro argentino de Obras y Servicios Públicos, Rodolfo Terragno, anunció que el Gobierno ha renunciado al plan de vender directamente a la compañía aérea escandinava SAS el 40% de la línea nacional Aerolíneas Argentinas, ante la imposibilidad de conseguir el voto favorable en las cámaras legislativas. Declaró Terragno que se convocará una licitación internacional para la venta del paquete del 40% de las acciones de Aerolíneas Argentinas.

En la misma intervención, a través de las emisoras oficiales de radio y televisión, Terragno declaró que esta decisión no afecta al posible convenio entre la Empresa Nacional de Telecomunicaciones (Entel) y la Telefónica española, por tratarse de un proyecto "muy distinto" legalmente.

La inviabilidad del proyecto de venta de Aerolíneas por no ver posibilidades de ganar la votación en el Senado, donde los peronistas cuentan con mayoría, obligó a Terragno a cambiar sus planes. Después de una reunión con el presidente Raúl Alfonsín y los ministros de Economía, Juan Sourrouille, y de Interior, Enrique Nosiglia, anunció el cambio de rumbo y la renuncia a la venta directa, para dar paso a una licitación internacional, que era la exigencia primera de los legisladores peronistas.

El Gobierno podrá así cargar sobre la oposición peronista el mochuelo de haberse opuesto a la modernización de Argentina. Esto se advirtió en la intervención de Terragno ante las cámaras. Dijo el ministro al oyente y al televidente: "Como usted sabe, el Gobierno se ha propuesto reformar el Estado. Estamos decididos a llevar adelante una revolución en las empresas públicas. Sabemos que así como estamos no podemos seguir. Los servicios públicos son malos y caros. Para que los servicios públicos sean buenos y accesibles hace falta capital, hace falta tecnología y hace falta capacidad gerencial".

Pasar la pelota

Después de esta declaración de principios dijo Terragno: "En el caso de Aerolíneas Argentinas, el Gobierno consiguió todo eso: capital, tecnología y capacidad gerencial para transformar Aerolíneas en una empresa internacional del más alto nivel y una empresa rica, una empresa con ganancias". Sin el menor recato añadió el ministro: "Asociarse con SAS para operar una línea aérea es como asociarse con Mercedes Benz para fabricar autos o con IBM para fabricar computadoras".Esta visión idílica del ministro la enturbió cuando dijo: "Pero tengo una mala noticia que darle: no tenemos la aprobación del Congreso", y añadió: "Los senadore; justicialistas peronistas ya han inticipado que votarán unánimemente en contra. Ahora o en marzo. Cuentan además con la adhesión de un par de senadores de otros partidos". Ante esta situación, el Gobierno optó por cumplir la exigencia de los peronistas y acudir a la licitación internacional para la venta del 40% de Aerolíneas.

Al final de su intervención, Terragno dijo que sigue adelante el proyecto entre Entel y la Telefónica española. Declaró Terragno: 'Usted se preguntará si esto va a afectar, demorar o variar el proyecto Telefónica. No. Entre ese proyecto y este otro, el de transformación de Aerolíneas Argentinas, hay algunos parecidos, pero legalmente son proyectos muy distintos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 17 de diciembre de 1988

Más información

  • La marcha atrás no afecta al intento de Telefónica de adquirir el control de la Entel