Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Unión Soviética cede ante un secuestro para liberar a 30 escolares

URSS alteró ayer su rígida actitud ante los secuestros aéreos al poner un avión Iliushin 76 a disposición de un grupo de cinco personas armadas a cambio de la entrega de un autobús con 30 escolares, tomados como rehenes en compañía de su profesor y el chófer del vehículo. El avión, perteneciente a la compañía aérea soviética Aeroflot, aterrizó ayer por la tarde en el aeropuerto Ben Gurion, de Tel Aviv, tras haber despegado en la ciudad de Mineralnie Vody, al norte del Cáucaso y en la parte meridional de la República Federativa Rusa.

Los cinco secuestradores -cuatro hombres y una mujer- se rindieron sin oponer resistencia ante las autoridades israelíes 12 minutos después de que el avión aterrizara en el aeropuerto Ben Gurión, donde se había montado un amplio dispositivo policial, informa Víctor Cygielman. Según informaciones no confirmadas, uno de los secuestradores es judío, pero el grupo no está integrado por refuznik (judios a quienes se ha negado el permiso para emigrar de la URSS) ni por disidentes. Según fuentes del partido comunista de la URSS, dos de los secuestradores son rusos, dos armenios y uno ossetiano, miembro de una pequeña minoría nacional transcaucásica.[El ministro de Defensa, Isaac Rabín, informó que los secuestradores entregaron sus armas y "un saco de rublos", que fue devuelto a las autoridades, informa Reuter.]Israel y la URSS no mantienen relaciones diplomáticas desde 1967, pero sendas delegaciones consulares representan los intereses mutuos de hecho y por tiempo indefinido. Las autoridades israelíes fueron avisadas del secuestro mediante un télex del ministro de Aviación Civil, que solicitaba permiso para el aterrizar en Tel Aviv.

Inicio en Ordzhonikidze

La acción comenzó el jueves por la noche, cuando cuatro personas armadas secuestraron un autobús escolar en la ciudad de Ordzhonikidze, a 180 kilómetros de Mineralnie Vody. Los secuestradores, a los que, según la agencia Tass, se unió ayer una mujer, exigieron una cuantiosa suma de dinero y que se les facilitara la salida de la URSS con destino a Israel, Suráfrica o Pakistán. Albert VIasov, presidente de la agencia de prensa Novosti, mencionó ayer Egipto como otro de los destinos señalados por los secuestradores.Dado que en la ciudad de Ordzhonikidze no había un avión con suficiente capacidad, los secuestradores se dirigieron a la ciudad de MineraInie Vody, donde existe un importante aeropuerto. MineraInie Vody, traducible, por "aguas minerales", es un centro balneario muy conocido del norte del Cáucaso.

La decisión de facilitar un avión a los terroristas o bandidos fue tomada con objeto de evitar la pérdida de vidas humanas, según manifestó ayer Albert VIasov. Tanto los niños como el porfesor y el chófer del autobús se encontraban en estado satisfactorio. Durante las conversaciones de las autoridades con los terroristas todos los miembros de la tripulación del avión permanecieron esposados, según dijo ayer a Tass un representante del Ministerio de Aviación Civil, que insistió en la necesidad de garantizar la seguridad del vuelo y el aterrizaje del avión.

Los secuestradores llevaban una ametralladora y tres pistolas , y el avión Iliushin-76 no tiene una separación entre la cabina y el salón de pasajeros.

En el pasado, los secuestros aéreos se han saldado frecuentemente con víctimas en al URSS. El último secuestro aéreo soviético del que se ha informado, ocurrido el pasado marzo, concluyó con nueve muertos cuando fuerzas policiales asaltaron el avión en un aeropuerto militar de Leningrado. El aparato había sido secuestrado por una familia de músicos de jazz, los Ovechkin que pretendían ser conducidos a Londres. La actuación policial costó la vida a cinco de los 11 secuestradores y fue criticada por la Prensa soviética. En los últimos 15 años se han registrado más de 50 intentos de secuestros, según dijo el pasado mes de julio el ministro de Aviación de la URSS, Mijail Timofeiev.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de diciembre de 1988

Más información

  • Los cinco piratas se rinden en Tel Aviv