El Congreso dictamina los presupuestos para 1989 a un ritmo de un billón de pesetas por hora

El dictamen de los Presupuestos del Estado para 1989 por la correspondiente comisión del Congreso de Diputados alcanzó ayer un ritmo de un billón de pesetas por hora.La negativa de la mayoría socialista a admitir enmiendas de la oposición, así como el interés de ésta en guardar sus argumentos para el pleno de la próxima semana, dejaron escaso espacio para el debate, intentando establecerlo el Centro Democrático y Social e Izquierda Unida a propósito del plan de empleo juvenil, aunque -también sin lograr interesar a los demás grupos.

Hoy será objeto este asunto de una interpelación parlamentaria del Partido Nacionalista Vasco al Gobierno que dará oportunidad a todos los grupos de fijar su posición ante el pleno del Congreso. Pero el CDS e Izquierda Unida utilizaron ayer sus enmiendas a toda la sección de trabajo y Seguridad Social para anticipar el debate.El portavoz de los comunistas manifestó que dicho planes "uno de los ataques más feroces contra las conquistas históricas de los trabajadores". Por su parte, el CDS dijo que se intenta crear "800.000 empleos ficticios" por motivos electorales y para alejar la atención de que el Gobierno socialista había mantenido que mientras no aumentaran los beneficios de las empresas no habría empleo y ahora dice que tampoco lo habrá para los jóvenes mientras no se reduzcan los salarios de sus padres.

La mayoría socialista negó los argumentos de ambos grupos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 15 de noviembre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50