La misión más delicada del heredero

JAVIER VALENZUELA, El viaje efectuado ayer a Madrid por Sidi Mohamed, príncipe heredero de Marruecos, fue interpretado por fuentes españolas y marroquíes en Rabat como la misión diplomática más delicada de las que hasta ahora le ha encargado su padre, el rey Hassan II. Al enviar a su hijo con un mensaje personal para Juan Carlos I, Hassan II quiso probar su voluntad de mantener un buen nivel de amistad las relaciones hispanomarroquís. El rey de Marruecos repite siempre que su país y España "están condenados a entenderse", y tampoco olvida que España presidirá la Comunidad Europea en el primer semestre del año próximo.

En la capital del reino jerifiano se daba ayer por seguro que Marruecos y España anunciarán pronto una nueva echa para las tantas veces pospuesta visita de Hassan II. Ambas diplomacias lamentaban el error de haber fijado el viaje del monarca marroquí en unas fechas tan próximas a la votación anual sobre el Sáhara occidental en la ONU, que siempre produce ásperos roces entre Rabat y Madrid.

Más información

Los especialistas en política magrebí recordaban, por otra parte, que el otoño es también la temporada más propicia para los conflictos sociales y políticos en los países norteafricanos. Sin ir más lejos, en otoño del pasado año fue destituido el presidente tunecino Burguiba y en este ha estallado la crisis que sacude Argelia. Hassan II, se recordaba en Rabat, ya se hizo representar por el príncipe Sidi Mohamed en la cumbre de jefes de Estado árabes celebrada en Amirían en noviembre de 1987.

Los mínimos detalles

Con la presencia ayer en la Zarzuela de Sidi Mohamed, Hassan II ha recordado la importancia que otorga a sus relaciones de monarca a monarca con don Juan Carlos. Pese a la existencia de partidos políticos, elecciones parlamentarias y periódicos independientes, la política del reino jerifiano es decidida hasta en sus más mínimos detalles por Hassan II, que soporta mal la idea de negociar con jefes de Gobierno y no de Estado.

Sidi Mohamed, de 25 años, es el primer hijo varón de Hassan II y desde pequeño le ha acompañado siempre en actos oficiales y entrevistas importantes. Su primera gran misión en el extranjero consistió en asistir a los funerales en París del presidente Pompidou, en 1974. El año siguiente, estuvo en Madrid para participar en las exequias de Franco y la coronación de don Juan Carlos.

El futuro Mohamed VI, que será el decimosexto monarca de la dinastía alauí, es licenciado en Derecho y, con el grado de coronel, coordinador del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas Reales. Es soltero y, en los actos oficiales, su timidez y hasta tristeza contrastan con la desenvoltura de su padre. En su vida privada, se dice en Rabat, es un muchacho gentil y agradable. Sidi Mohamed fue criado por mujeres españolas y su profesor de equitación también es español. Ha viajado en muchas ocasiones de modo privado a España.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 30 de octubre de 1988.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50