Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
POLICÍAS ANTE LA JUSTICIA

Medios policiales consideran que existen responsabilidades políticas en el caso

Diversas fuentes policiales y sindicales han expresado su malestar por el procesamiento del subcomisario José Amedo Fouce y del inspector Michel Domínguez Martínez, especialmente en el sentido de que existen responsabilidades políticas y de superiores en el asunto. "Todo este caso" añaden dichas fuentes, "se ha centrado en Amedo y Domínguez, cuando está claro que dos funcionarios de policía no tienen capacidad ni medios para realizar las acciones que se les imputan".

Dichas fuentes han expresado que tanto el caso Amedo como el del Nani han provocado diversas bajas en las brigadas operativas de la Policía, al considerar sus miembros que "carecen de apoyo político y seguridad jurídica".El presidente del Sindicato Profesional de Policía (antigua organización mayoritaria del desaparecido Cuerpo Superior de Policía), Miguel Martín Pedraz, afirmó ayer que el procesamiento de los policías "no admite ninguna discusión". Sin embargo añadía que "hay que ser muy iluso para pensar que dos funcionarios de policía puedan organizar semejantes acciones, porque carecen de posibilidades y de capacidad para realizarlas".

"Por su condición de policías", añadió, "no pueden haberlo realizado sin autorización de sus superiores y si lo han hecho existen responsabilidades que deben ser tenidas en cuenta". Miguel Martín Pedraz precisó que parece que el caso se está fijando exclusivamente en Amedo y Domínguez y "se está evitando que se investigue algo más".

Otras fuentes policiales reconocían que se habían producido bajas en puestos policiales operativos desde hace algunos meses por estimar los funcionarios que existía una notable ausencia de seguridad jurídica en su labor y falta de respaldo político para sus actuaciones profesionales.

Algunos miembros de la brigadas operativas antiterroristas llegaron a pedir la baja porque hace unos meses se llegaron a retirar algunos medios con los que contaban.

Protección de los derechos

"Nos parecen bien", añadieron, "la presunción de inocencia y el trato jurídico a los delincuentes, pero reclamamos ese tratamiento a la policía, así como la protección de sus derechos para realizar la función que tiene encomendada".La noticia, que fue acogida con naturalidad en los medios policiales del País Vasco, suscitó, sin embargo, reacciones de malestar en la comisaría de Bilbao, en la que se encontraban destinados los dos procesados.

Fuentes policiales indicaron que el fuerte malestar detectado entre los inspectores de Bilbao estaba provocado no tanto por el procesamiento de José Amedo como por la implicación en el mismo grado de Michel Domínguez. Estas fuentes señalaron que, a juzgar por los comentarios mas generalizados, Michel Domínguez se ha visto involucrado en el caso de manera más bien forzada, y ha estado mediatizado en su compotamiento.

Las mismas fuentes apuntaron, haciéndose eco de las reacciones suscitadas por los proceesamientos, que en este asunto Michel Domínguez es un "pringado, como podríamos haberlo sido cualquier de nosotros". "Su error", añadieron, "ha sido hablar francés correctamente".

Satisfacción en Francia

Fuentes judiciales vasco francesas consultadas por este periódico consideran que el procesamiento del subcomisario José Amedo es "la conclusión lógica" de una investigación que ha mostrado la existencia de numerosos elementos inculpatorios contra el subcomisario de policía español, según informa desde San Seasbtián José Luis Barbería.Los jueces franceses que han dirigido las diligencias instruidas en Francia llegaron hace tiempo a la convicción de que José Amedo Fouce fue la persona que coordinó a los comandos de los GAL que actuaron en suelo francés.

Una conviccion asentada en las pruebas recogidas en Portugal y Francia y en los abrumadores testimonios prestados por la larga serie de activistas detenidos, según las mencionadas fuentes.

Para estos medios, el caso Amedo es la prueba que demuestra la independencia judicial española y la garantía para una estrecha y eficaz colaboración entre la justicia de ambos países en la lucha contra ETA Militar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de octubre de 1988

Más información

  • Malestar en la policía, especialmente en las brigadas operativas