Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los restos mortales de Margarita Xirgu entraron en España ilegalmente

La Generalitat no declaró a las autoridades aduaneras la entrada del cuerpo de la actriz

Los restos mortales de la actriz catalana Margarita Xirgu entraron en España el pasado 7 de septiembre de forma ilegal. La reducción del cadáver de Xirgu llegó a Barcelona, procedente de Montevideo, en el avión en el que viajaba el propio presidente de la Generalitat, y su entrada no fue declarada ante las autoridades aduaneras, tal y como establece la legislación española. Los restos de actriz, fallecida en el exilio cuando se hallaba en Uruguay, en 1969, se encontraban ayer en la capilla Sant Jordi del Palau de la Generalitat, en espera de que sean enviados a Molins de Rei, su ciudad natal.

La llegada a España de los restos de Margarita Xirgu a España no fue declarada por la Generalitat ante las autoridades aduaneras del aeropuerto del Prat, según confirmaron ayer EL PAÍS fuentes oficiales. Los mismos informantes explicaron que los responsables de aquel traslado cometieron una clara infracción aduanera y que esa irregularidad había pasado desapercibida hasta ayer.Los restos de Margarita Xirgu se encuentran en la capilla San Jordi del Palau de la Generalitat en el interior de una caja de madera barnizada, en cuya parte superior hay una placa con el nombre de la actriz y la fecha de su muerte. La caja, de reducidas dimensiones, tiene asas metálicas laterales, y está colocada en el interior de otra caja, ésta metálica, que fue la que se utilizó para proteger los restos de la actriz durante el viaje de regreso a España.Joan García Grau, adjunto a la presidencia de la Comisión Catalana del Quinto Centenario, fue el encargado por la Generalitat del traslado a España de los restos de la actriz, desterrada a perpetuidad por el Tribunal de Responsabilidades Políticas en 1940."La reducción del cuerpo de Margarita Xirgu, es decir los restos de su cadáver, salieron de Montevideo legalmente, gracias a un documento librado por el director de Cultura del Ayuntamiento de Montevideo, Tomas Lomy", explicó ayer García Grau, quien también se encargó de comunicar el traslado a la compañía aérea propietaria del aparato en el que se embarcaron los restos de la actriz. Joan García Grau, sin embargo, no pudo confirmar si las autoridades aduaneras españolas fueron informadas de la entrada a España del cadáver.

En aquel avión de Varig, que cubrió el último vuelo a España de Margarita Xirgu, también viajaba el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, que había estado visitando Uruguay y Brasil en viaje oficial. Durante su estancia en Montevideo, Pujol había acelerado los trámites del traslado de la actriz, que tras su muerte en 1969 fue enterrada en un panteón familar situado en un cementerio de la capital uruguaya.

Regreso polémico

El regreso a España de Margarita Xirgu ha estado rodeado de una gran polémica y ha provocado serias desaveniencias políticas entre el Ayuntamiento de Molins de Rei y la Generalitat. El Ayuntamiento de esa localidad del Baix Llobregat, donde nació la actriz hace un siglo, deseaba que el retorno de Xirgu coincidiera con el homenaje que su pueblo le dedicará el próximo mes de noviembre.El alcalde de Molins de Rei, el socialista Casimir Boy, que también viajó a Uruguay con Pujol, se mosfró contrario al traslado del cuerpo de la actriz. Boy también quería que los restos de Margarita Xirgu llegaran a España cuando estuviera construido el mausoleo donde se depositarán sus restos.

El presidente de la Generalitat decidió regresar a Cataluña con los restos de Margarita Xirgu, homenajeada en el Palau de la Generalitat por la Comisión Catalana del Quinto Centenario el Palau, el pasado 26 de septiembre. Según el alcalde Boy "hubiera sido preferible que la Generalitat esperara a que el monumento funenario estuviera construido para dar más solemnidad al traslado de los restos mortales, pero la Generalitat no ha querido".

Margarita Xirgu, abandonó España el 31 de enero de 1936 para participar en una gira teatral en Latinoamerica. El estallido de la guerra civil española determinó su exilio. A principio de los años cincuenta diversos sectores intelectuales trataron, sin exito alguno, de que el régimen permitiera el regreso de la actriz.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de octubre de 1988