Antonio Gala define 'Carmen Carmen' como "un canto a la alegría"

El estreno de Carmen Carmen, de Antonio Gala, celebrado el pasado martes en el teatro Calderón de Madrid, dentro de la programación del Festival de Otoño, fue un rotundo éxito para los responsables del montaje (véase la segunda edición de EL PAÍS de ayer).A pesar de que el público asistente a los estrenos suele mostrarse más frío y cauteloso a la hora de otorgar aplausos y ¡bravos! al finalizar las obras, los espectadores que acudieron a la primera representación de Carmen Carmen, de Gala, dedicaron ovaciones ininterrumpidas durante 12 minutos no sólo al autor, sino también a su protagonista, Concha Velasco, y a todos los componentes del montaje.

Entre los asistentes al estreno se encontraban el escritor Rafael Alberti; el pintor Manuel Rivera; el presidente de la Comunidad de Madrid, Joaquín Leguina; el presidente de la Junta de Andalucía, José Rodríguez de la Borbolla, así como numerosas personalidades del mundo de la política y de la cultura.

Más información
El brillo de la revista

Las ovaciones se reprodujeron tras las palabras de Gala, quien, en la mejor tradición de los autores teatrales, el día del estreno, interrumpió la calurosa acogida y se dirigió al público. En su intervención habló del amor con el que se había hecho la obra, "un texto que más bien es un pretexto para hacer un canto a la alegría". Y añadió: "Si el peso del amor con el que la gente ha realizado este montaje fuera equivalente a la realidad, el escenario se hundiría".

El autor tuvo palabras elogiosas para la actriz Concha Velasco, en quien recae el peso del espectáculo. De ella dijo: "Debería tener protección oficial y que se encargaran de ella organismos como el Icona o ADENA, por ser una especie a extinguir".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS