Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:MÚSICA CLÁSICA

Dos importantes obras de Turina en Alicante y Madrid

En el teatro Real comenzó el martes 26 la quinta edición del V Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid. En el escenario la Orquesta Sinfónica de Madrid, dirigida por José Ramón Encinar. En el programa, un homenaje a Carlos III, del que este año se cumple el bicentenario de su muerte, a través de música de Boccherini y dos glosadores- el italiano Berio y el español Turina. Obras raramente escuchadas, corno La Clementina, en versión de concierto, o las Variaciones sobre la ritirata, acompañaron a un estreno absoluto del joven Turina: Variaciones y desavenencias sobre temas de Luigi Boecherini, concierto para clave y orquesta escrito por encargo del festival.Casualmente, en la clausura del Festival de Alicante, el pasado domingo, se celebró otro estreno / encargo del compositor madrileño, también en forma de concierto, esta vez para violín y orquesta: la de Tenerife, y su maestro titular, Víctor Pablo Pérez, y el solista Víctor Martín, dieron una versión clara, expresiva y madura de una página excelente y plena de interés. En ella, muchos rasgos que conocemos de Turina aparecen puestos al servicio de una idea bastante diversa.

Concierto inaugural del V Festival de Otoño de la Comunidad de Madrid

Orquesta Sinfónica de Madrid.Director: José Ramón Encinar. Obras de Boccherini, Berio y Turina. Solistas: Enedina Lloris, Paloma Pérez-Iñigo, Luis Álvarez y Douglas Nasrawi, cantantes; Pablo Cano, clavecinista. Teatro Real. Madrid, 27 de septiembre.

El concierto, en su tradicional esquema en tres partes, se desarrolla a modo de imágenes, más que a través de un desarrollo orgánico, sin que ello impida una lógica dialéctica plena de expectativas, cambiante y unitaria en su rico juego de sonoridades y estructurada a partir de la naturaleza del instrumento solista.En las Variaciones y desavenencias, título sugerente y casi descriptivo, la invención turinesca, siempre plena de frescor y novedades sustanciales -no convencíonales-, la transfiguración de lo boccheriniano da lugar a una página brillante y altamente personal que desde la iniciación, con ecos del gran ejemplo, el Concerto de Falla, mantiene el interés del oyente.

Serenata evocadora

A diferencia del trabajo de Berio en sus Cuatro versiones sobre la ritirata de Madrid, escrita por Boccherini en 1780 en forma de quinteto dentro de una suerte de evocadora serenata, Turina ha compuesto al pie del espíritu más que al de la letra. El italiano superpone sus ideas a la de su compatriota dieciochesco; el español reinventa a partir de un sentimiento boccheriniano y sólo en ocasiones, como en forma de giros, aparecen alusiones directas, la más evidente el final del fandango (procedente de otro quinteto), tan deliciosamente tratado que hubiéramos deseado que se prolongara algo más. Si Rodrigo, en su Concierto galante para violonchelo, evoca, sin citas, a Boccherini para dar con su solución neocasticista, Turina toma al compositor Lucea como tradición castiza para hablarnos en lenguaje plenamente actual. El clavecinista Pablo Cano lució imaginación en la parte solista e intervino en La Clementina con Enedina Lloris -espléndida siempre-, Paloma Pérez liligo, Luis Álvarez y el menos afortunado tenor Douglas Nasrawi.

El director José Ramón Encinar, que ha hecho proezas en Alicante al darnos versiones superiores de las Variaciones de Halffter y Blacher, del dúo de Donatoni y del intermedio de Kiu de Luis de Pablo al frente de la Sinfónica de RTVE, ha revalidado, a pocos días vista, su categoría musical y su ascendente dominio de la batuta con la Sinfónica de Madrid, prácticamente renacida de sus cenizas gracias a su fijeza en el teatro Lírico Nacional. El V Festival quedó abierto de manera inteligente y desnuda de trompetería con este doble homenaje al rey de la ilustración y al maestro italiano, madrileñizado como antes lo fuera Domenico Scarlatti, y más agasajado por la corte que por el propio Carlos III.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de septiembre de 1988