Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Firmado el contrato entre la Fundació Museu d'Art Contemporani y 33 empresas

Las entidades patrocinadoras aportarán 825 millones de pesetas

La Fundació Museu d'Art Contemporani, entidad privada constituida hace año y medio con el objetivo de dotar de fondos al futuro Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona, y 33 empresas patrocinadoras firmaron ayer el contrato por el que éstas aportan en conjunto 825 millones de pesetas. La firma, celebrada en el Palau de la Generalitat, fue precedida por una reunión del consejo general del consorcio que rige el museo en la que se debía proponer el nombramiento de los nueve miembros de la comisión delegada que tendrá función ejecutiva. Tales nombramientos quedaron aplazados para la próxima semana. Está previsto que el arquitecto que ha de dirigir las obras, Richard Meyer, firme contrato en octubre próximo.

MÁS INFORMACIÓN

Las 33 empresas, que aportarán 25 millones cada una, son: Acesa, Antonio Puig, Asland Banca Catalana, Banc de Sabadell, Caixa de Barcelona, Cambra de Comerç, Indústria i Navegació de Barcelona; Catalana de Gas, Cementos Molins, City Grand Hotels (propietaria del Princesa Sofía), Círculo de Lectores, Cobega, Codorniu, Comsa, Cubiertas y Mzov, Danone, Editorial Planeta, EL PAÍS, Barcelona; Empresa Nacional Hidroeléctrica del Ribagorzana, Fomento de Obras y Construcciones, Freixenet, Fuerzas Eléctricas de Cataluña, Fundación Asepeyo, Gallina Blanca, La Catalana, Compañía de Se guros y Reaseguros; Grupo Zeta, Nissan Motor Ibérica Salvat Editores, Seat, Sociedad General de Aguas de Barcelona, La Vanguardia, Torras Hostench y Uniland Cementera.El acto de la firma, que se celebró ayer por la tarde en el salón de Sant Jordi del Palau. de la Generalitat, fue presidido por el presidente Jordi Pujol, el alcalde de Barcelona, Pasqual Maragall, y el presidente de la Fundació Museu d'Art Contemporani, Leopoldo Rodés, acompañados por los consellers ,de Cultura e Industria, Joan Guitart y Maciá Alavedra, respectivamente. El abogado Joan Jordi Bergós, nombrado pocos instantes antes secretario general del consorcio y de la funda ción, fue llamando uno a uno los 33 patrocinadores para la firma.

El contrato prevé el desem bolso por parte de las empresas de cinco millones durante cinco años, hasta 1992. A cambio, la fundación se compromete a ha cer figurar a los Patrocinadores de Honor en una placa que quedará instalada en el museo; a mencionar a los patrocinadores en cualquier acto de resonancia pública y en las ediciones; a invitarlos a todos los actos que convoque; a informarles del desarrollo y de las decisiones que la fundación vaya tomando, y a limitar el número de los Patrocinadores de Honor a 33.

Reunión del consejo

Previamente al acto de la firma se había reunido el consejo general del consorcio para nombrar la comisión delegada, integrada por dos representantes de cada una de las instituciones (Generalitat, Ayuntamiento y Fundación) más los presidentes de las mismas (Jordi Pujol, Pasqual Maragall y Leopoldo Rodés). Sin embargo, al no tener lista su candidatura una de dichas instituciones, decidió aplazarse la decisión para dentro de una semana. La primera función de la comisión, que tendrá carácter ejecutivo, será proponer al futuro director del centro que, con toda probabilidad, será nombrado en la reunión del consejo general prevista para el 17 de octubre.

Para ocupar dicho cargo se barajan tres nombres: los de los críticos de arte Daniel GiraltMiracl e, Victória Combalia y Francesc Miralles. Existe un principio de acuerdo entre las tres instituciones para que el director, elegido por consenso, sea Giralt-Miracle. Éste fue director general de Artes Plásticas de la Generalitat, y actualmente es el responsable de la fundación de la Caixa de Catalunya.

La fundación, integrada por 33 patronos vinculados al mun,do empresarial, tiene el proyecto de reunir 3.000 millones de pesetas en el plazo de cinco años. Además de los 825 millones de pesetas aportados por las empresas, se iniciará próximamente una campaña para obtener patrocinio privado para la compra de obras concretas.

En la citada reunión del con sejo general del próximo 17 de octubre deberá también quedar aprobado el presupuesto de obras para la reforma de la Casa de la Caritat, donde quedará ubicado el museo. Acome terá esta tareá el arquitecto norteamericano Richard Meyer, que el próximo 28 de octubre viajará a Barcelona para firmar el contrato. A este respecto, Leopoldo Rodés señaló que "estamos algo atrasados respecto a los plazos previstos inicialmente, pero a tiempo". El consejo general autorizó ayer la firma del contrato de Meyer.

Richard Meyer viajó ya a Barcelona en octubre pasado para inspeccionar el espacio de la Casa de la Caritat (40.000 metros cuadrados) y se mostró entusiasmado con el proyecto: "Me siento excitado por esta actividad", explicó entonces a este diario, "y por el abigarramiento y vitalidad del barrio; es todo un desafío transformar este entorno, y ahora comienzo a ver que será posible".

El Museo de Arte Contemporáneo de Cataluña se emplazará en el edificio de la Casa de la Caritat, en el marco de un gran centro cultural denominado Centro de Cultura Contemporánea Casa de la Caritat.

El consorcio que rige el museo y en el que están representadas las tres instituciones -Generalitat, Ayuntamiento de Barcelona y la fundación-, se creó, tras muchas dilaciones, el pasado mes de abril, y a finales de julio se constituyó el consejo general, presidido por Pujol y con dos vicepresidentes: Pasqual Maragall y Leopoldo Rodés. Cada una de las tres instituciones tiene cinco vocales en el consejo.

El nuevo complejo constituirá, en un plazo de cinco años _fecha para la que está prevista la finalización de las obras-, una enorme isla de cultura formada por el Convent dels Angels, la Casa de la Caritat y la Casa de la Misericórdia, entre las cuales se abrirán cuatro plazas. De los 40.000 metros cuadrados del complejo de la Casa de la Caritat, la Diputación de Barcelona se hará cargo de la edificación de 20.000 metros cuadrados y los otros 20.000 correrán a cargo del Ayuntamiento. Ambas entidades son copropietarias de los terrenos al 50%.

La Fundació Museu d'Art Contemporani ha conseguido la colaboración de las 33 empresas, todas ellas radicadas en Cataluña, en un tiempo récord. Según explicó Leopoldo Rodés, se decidió que fueran 33 porque 33 son los patronos de la fundación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 9 de septiembre de 1988