"Espero que a Revilla no se le encuentre muerto", afirma Felipe González en Palma de Mallorca

El presidente del Gobierno, Felipe González, declaró ayer en Palma de Mallorca que los pequeños problemas que frenan la redacción final del nuevo convenio con Estados Unidos "se derivan fundamentalmente de una concepción que cambia". Según González, "hasta ahora Estados Unidos había tenido unos derechos como arrendatario de un terreno, y eso ahora ha desaparecido; las bases son bases españolas, y su utilización será conjunta". El presidente realizó estas y otras manifestaciones poco después de despachar con el rey Juan Carlos en el palacio de Marivent, entrevista que el dirigente socialista calificó de "agradable". El presidente del Ejecutivo comentó que no había novedad alguna sobre el empresario Emiliano Revilla, y dijo que "espero y creo que no se le encuentre muerto".

Más información
Entrevista con Corcuera

Sobre las conversaciones de su Gobierno con la organización terrorista ETA, Felipe González se limitó a decir: "Mantenemos nuestra posición tal y como la he descrito en los últimos meses, por consiguiente no ha habido ningún cambio de postura, y no quiero hacer más comentarios sobre este tema". El presidente reconoció que no hay ninguna novedad sobre el secuestro del empresario Emilio Revilla. "Preferimos además mantener cierta discreción y no hacer comentarios", puntualizó. En relación a la suerte que haya podido correr el secuestrado, comentó que "espero y creo que no se le encuentre muerto".Las negociaciones con los estadounidenses fue uno de los temas más ampliamente abordados por el presidente. "Estados Unidos", dijo, "tiene que negociar [con España] bajo unas condiciones distintas; antes las cosas, como estaban, no estaban mal para Estados Unidos, pero en España ha cambiado el soporte jurídico y eso motiva un cambio en la naturaleza de la relación, lo que trae consigo muchas puntadas, ajustes y esfuerzos para seguir avanzando".

Para Felipe González, el aspecto fundamental de la negociación en ese momento, y según el ministro de Exteriores español, Francisco Fernández Ordóñez, está decidido en un 90%: "Las bases son bases españolas y su utilización será conjunta, eso tiene repercusiones jurídicas y contractuales, por citar dos ejemplos; antes existía una concesión de arrendamiento. El arrendatario tenía unos derechos, y eso, conceptualmente, ha cambiado".

Sobre lo que se ha calificado el deslizamiento con freno de España hacia la estructura militar de la OTAN, González comentó: "Dijimos que España participaría en todos los foros de la Alianza Atlántica sin excepción, salvo en la estructura militar integrada, que es la estructura del mando militar de la Alianza, y eso sigue así".

Felipe González llegó a Palma de Mallorca sin problemas de tráfico aéreo, según explicó él mismo al término de su entrevista con el Rey. El presidente, que vestía un traje príncipe de gales color gris y una camisa y corbata azules, ofrecía un aspecto saludable y relajado.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

No obstante se mostró muy crítico con los que le han tildado "de dictador como Franco" o "embustero", porque, según él, "yo leo Prensa extranjera y no he visto decir eso de ningún otro jefe de Gobierno, lo cual no me parece serio".

Otro de los temas que el presidente abordó durante su entrevista con el Rey, que se prolongó durante una hora, fue el colapso aéreo casi generalizado que están sufriendo los aeropuertos españoles más importantes, entre los que se encuentra el de Palma.

González comentó: "Hemos hablado [con el Rey] de los colapsos del transporte aéreo en general". El presidente se refirió, como han dicho estos días el ministro de Transportes, Turismo y Comunicaciones, José Barrionuevo, y el director general de Aviación Civil, Manuel Mederos, a que "en Europa hay una sobresaturación", y habló de las soluciones que se están barajando a nivel continental para acabar con este problema que tanto perjudica a la industria del turismo español.

Una de las soluciones expuestas brevemente por el presidente fue la del "desarrollo de las investigaciones sobre el rendimiento de trenes de alta velocidad para descongestionar el tráfico aéreo". Sobre la rápida visita que el ministro Barrionuevo efectuó el pasado martes a Palma, González comentó que había sido rutinaria y similar a las que el Monarca mantendrá a lo largo de este mes con otros ministros.

También habló del proyecto de reestructurar la financiación de la Seguridad Social. "Podríamos universalizar la asistencia sanitaria de este país si la financiación de ese servicio se realizara con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y no al presupuesto de la Seguridad Social, porque entonces todos tendríamos derecho a recibir asistencia a través de un presupuesto financiado por los impuestos y no por las cuotas de la Seguridad Social".

Sobre los fondos reservados comentó que "no hay necesidad que garantice la existencia de esos fondos, que ya existen y que, por definición, son fondos reservados; si no lo fueran, probablemente habría que legislar para que existieran, como en los demás países".

El polígono de tiro de Anchuras también provocó un comentario del presidente. "Creo", declaró, "que el propietario no quiere vender o que quiere un mejor precio; en cualquier caso, ya existe una decisión final por parte del Gobierno, que utilizará todos los trámites legales necesarios para llevar a cabo este proyecto".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS