Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El envejecimiento de la población comienza a crear problemas sociales

El progresivo envejecimiento de la población española comienza a producir problemas sociales en el ámbito de la asistencia social y en el educativo, entre otros-, y éstos se agudizarán dentro de unos 15 años, según se desprende dell estudio que han realizado los catedráticos A. García Ferrer y J. del Hoyo para la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (FEDEA).

MÁS INFORMACIÓN

De acuerdo con este análisis demográfico, los cambios que ya se están produciendo en la pirármide de la población tendrán significativas consecuencias sobre la configuración no sólo de la economía sino sobre todo de las estructuras de la sociedad a principos del próximo siglo.Uno de los rasgos más relevantes de la evolución demográfica reciente es la notable caída de la tasa de natalidad en la década de los ochenta, que, junto con la estabilización de las tasas de supervivencia para la mayoría de las edades y la traslación a edades comprendidas entre 24 y 40 años de los nacidos en los años sesenta (partícipes de un aumento entonces de la tasa de fecundidad), configuran una nueva situación.

La última estadística oficial señala que en España existían en 1985 4,5 millones de jubilados, frente a 8,9 millones de niñosSegún el estudio de García Ferrer y Del Hoyo, entre 1980 y el año 2000 se producirá -ya ha comenzado a producirse- un crecimiento negativo hasta los 24 años. Será de -32,1% en los menores de 6 años, de -30,7% entre los de 6 a 14 años y de -11,3% entre los jóvenes de 15 a 24 años. Por el contrario, aumentará en un 26% la población comprendida entre 25 a 39 años, un 18,2% la comprendida entre 40 y 64 años y un 61% entre los mayores de 64 años.

Consecuencias

El sistema educativo es uno de los campos donde se van a ver con más claridad las consecuencias de los cambios en la población, de acuerdo con el estudio, puesto que al disminuir de manera drástica la tasa de natalidad y, por tanto, de niños en edad escolar, el sistema actual quedará sobredimensionado.

La mayor preocupación que expresan los autores del informe es, sin embargo, el "fuerte aumento de jubilados, porque va a tener preocupantes consecuencias sobre la asistencia social -pensiones- y asistencia médica. En el año 2000 habrá en España un 62% más de jubilados que en 1980, lo que exigirá, entre otras cosas, un replanteamiento del sistema de pensiones y de la asistencia sanitaria para atender los problemas especificos de una población envejecida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de julio de 1988

Más información

  • Estudio de los profesores García Ferrer y Del Hoyo