Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Larga estancia

El 74% de las personas mayores señalan como "lo peor de la ancianidad", los achaques, las enfermedades y la pérdida de facultades. En los hospitales ocupan ya casi la mitad de las camas, según se expresa en el Libro Blanco de la geriatría, un estudio que data de 1986. "Los ancianos, un 12% de la población, consumen más de un 60% de la asistencia médica. Una buena planificación ahorraría muchos recursos", dice Leocadio Rodríguez, geríatra del hospital central de Cruz Roja de Madrid.Los geriatras, médicos especializados en tratar a los ancianos, no superan la centena en España. Se necesitan al menos 400 más, según Leocadio Rodríguez.

Apenas existen una docena de verdaderos servicios de geriatría hospitalarios, para atender a los cinco millones de ancianos españoles.

La atención deseable, según este especialista, debería contar con una Unidad de Larga Estancia (para una permanencia de un año por término medio) en la que ingresan pacientes crónicos y con varias enfermedades.

Otra más de Media Estancia (tres meses de permanencia), para quienes, por ejemplo, se recuperan de un derrame cerebral"; una unidad de Agudos, y un Hospital de Día, centro ocupacional y terapéutico al que acuden cotidianamente los ancianos "con riesgo de aislamiento, que tienen que hacer rehabilitación o que necesitan control médico, entre otros motivos", concluye.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de julio de 1988