Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal defiende que se archive provisionalmente el 'caso Zabalza'

El fiscal de la Audiencia Provincial de San Sebastián, Luis Navajas, ha defendido el archivo provisional de las diligencias instruidas por la desaparición y muerte de Mikel Zabalza. Durante la vista del recurso de apelación interpuesto por las distintas acusaciones contra la decisión del juez instructor de archivar el caso, el fiscal sostuvo que la cuestión que aborda el tribunal no afecta a la verosimilitud de la versión oficial, sino a "la incapacidad para facilitar al juzgado una versión cierta y creíble que lleve a continuar la investigación con datos constatables".Luis Navajas justificó su propuesta indicando que de esta manera se garantiza la posibilidad de reapertura de la causa en el supuesto de que aparezcan pruebas suficientes.

El fiscal, al igual que la defensa de los guardias civiles que custodiaban a Mikel Zabalza en el momento de su desaparición, rechazó la opinion expuesta por la acusación particular y las acusaciones populares de que puedan haber existido un uso abusivo de la ley Antiterrorista o malos tratos.

A su juicio, la diligencia de la autopsia demuestra sin género de dudas que Mikel Zabalza murió ahogado en el río Bidasoa en la fecha de su desaparición.

Los abogados de la defensa, que reclaman el archivo definitivo del caso, subrayaron igualmente la importancia del análisis de la autopsia y se opusieron a la argumentación del abogado de la familia de la víctima, Iñigo Iruin, que días atrás cuestionó la tesis oficial.

El abogado de la acusación ejercida por el Ayuntamiento de San Sebastián, Alvaro Navajas, insistió, por su parte, en la conveniencia de que se someta a interrogatorio a los guardias que custodiaban a Mikel Zabalza en el momento de los hechos, y justificó su propuesta señalando que la sociedad pide saber qué pasó desde la detención de Mikel Zabalza hasta su desaparición en el túnel de Endarlaza (Navarra).

Álvaro Navajas consideró que existe un delito de infidelidad en la custodia del detenido, mediando imprudencia con resultado de muerte, y anunció la posibilidad de presentar un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional.

La Audiencia de San Sebastián dispone de un plazo de tres días para decidir si archiva o reabre las diligencias, pero, según fuentes judiciales, es muy probable que la resolución se demore más allá de ese plazo.

Mikel Zabalza, de 32 años, conductor de autobuses de San Sebastián, fue detenido el 26 de noviembre de 1985 en San Sebastián, y según la versión gubernativa huyó de la custodia de sus guardianes y desapareció en Endarlaza (Navarra) cuando era conducido para que localizara un zulo de ETA.

Su cadáver apareció flotando en aguas del río Bidasoa, en el mismo punto de Endarlaza, 20 días más tarde.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 10 de julio de 1988